viernes, 12 de agosto de 2022

Despierta! El tiempo señalado ha llegado

 Despierta! El tiempo señalado ha llegado


Llevamos ya más de dos años viviendo una verdadera distopía difícil de imaginar en épocas anteriores. Sabemos que la Tierra actualmente está en un estado que denominamos de “expiación y pruebas” y que en algún momento tendrá que dar el paso evolutivo para considerar un mundo de “regeneración”. Este momento de cambio evolutivo ha sido llamado de muchas formas como Apocalipsis, el Fin de los tiempos, el Fin de los días, Armagedón, Gran Tribulación, etc. Lejos de ser un momento terrorífico debería ser un momento lleno de esperanza y felicidad, porque milenios de pesares pronto quedarán atrás para empezar una nueva etapa mucho más feliz y esperanzadora. Sin embargo los cambios pueden ser muy duros para todos cuando muchos son los que se resisten a ellos. De ahí viene la utilización de estos nombres tan descorazonadores y el temor a lo que tengamos que afrontar.

Sabemos que los espíritus tienen que vibrar en el rango vibratorio propio del mundo que habitan, de forma que todos debemos ir evolucionando al menos al mismo ritmo que nuestro mundo. Si nos adelantamos pronto tendremos que mudarnos a mundos mejores, más acordes a nuestra evolución y al contrario, si nos rezagamos, llegará el día en que nuestra vibración no será compatible con nuestra estancia en nuestro mundo y seremos atraídos hacia otros más inferiores, donde tendremos nuevas oportunidades evolutivas más acordes con nuestra vibración. 

Son muchos los espíritus que están teniendo su última oportunidad de reformarse en esta vida para evitar tener que emigrar forzosamente a otros mundos menos evolucionamos y más acordes a su actual vibración para empezar de nuevo allí la rueda de reencarnaciones, porque lo que aquí ya es un mal allí será en parte un bien, por el adelanto en inteligencia que llevarán a esos mundos, los cuales podrán progresar más rápido. La Tierra vive por tanto una etapa con grandes cargas de negatividad fruto de su población todavía en estado poco espiritualizada, generando grandes corrientes de fluidos deletéreos que de no ser contrarrestados colapsarán con múltiples consecuencias enérgicas de graves consecuencias, volcanes en erupción, terremotos, meteoritos, etc. todo ello mostrando lo que para algunos son las señales del fin de los tiempos o el Apocalipsis. Tales cataclismos, lejos de ser un castigo, son completamente nuestra responsabilidad global por no saber mantener una psicosfera sana y saludable que en estos momentos de cambio vibratorio no tiene posibilidad de existir más, terminando por colapsar inludíblemente. Todos los males que nos puedan ocurrir son responsabilidad de la humanidad y de los espíritus retrasados en el mal que los fomentan. Tenemos por tanto la responsabilidad moral de intentar contrarrestarlos en lo posible manteniendo una vibración lo más alta posible irradiando amor y buenos sentimientos el máximo tiempo posible y sí, rezando el que tenga fe por todo lo que está pasando. El conocimiento espiritual nos da la tranquilidad del saber que esta transición es necesaria y que todo esto terminará en una nueva etapa, llamada “regeneración”, donde el bien predominará sobre el mal por primera vez en la historia de la Tierra.

Grandes inteligencias milenarias todavía estancadas moralmente en el mal, conocen perfectamente el funcionamiento de la evolución de los mundos puesto que recuerdan perfectamente el momento en que fueron expulsados de su antiguo hogar y traídos a la Tierra para habitarla y tirar de ella con su inteligencia, teniendo nuevamente la oportunidad de empezar a reformarse gracias a la divina misericordia de Dios. Estas inteligencias exiliadas ahora en las profundidades terrestres perdieron la capacidad de reencarnar debido a sus altas cargas de energías deletéreas incompatibles con la vida natural sana, mueven sus influencias espirituales para controlar el mundo de la política y las finanzas desde los más altos niveles haciendo que los políticos, medios de comunicación y grandes corporaciones, sean meras marionetas sin llegar muchos a ser conscientes del papel que están realizando.
No podemos entrar en detalles de las cosas que ocurren en el mundo físico, donde no somos expertos y no podemos aportar mucho, puesto que nos censurarían y eliminarían la cuenta pero os invitamos a que investiguéis, siendo siempre muy críticos pero no ciegos ante las pruebas documentales y estudios serios que son constantemente ocultados a la sociedad.

Algunos podrían pensar que poco podemos al considerarnos tan pequeños. Sin embargo la verdadera batalla se libra en el mundo espiritual. Verdaderos ejércitos de buenos espíritus, llamados guardianes, trabajan bajo las órdenes de Jesús incansablemente. Grandes zonas purgatoriales del pasado se están reformando fluídicamente e instalando hospitales de campaña para tratar y trasladar a los necesitados. Grandes dosis de energías fluídicas de alta vibración son necesarias, incluyendo nuestro propio ectoplasma cuando podemos vibrar lo sufrientemente alto. Es nuestra prueba y nuestra responsabilidad el suplir el máximo de nuestras energías para que los buenos espíritus tengan el máximo de recursos disponibles. Toda la ayuda es poca. El trabajo no se hará solo y sin consumir recursos.

Vibremos de forma alta constantemente. Nosotros también tenemos un plan y tenemos que recordarlo constantemente para no decaer en bajas vibraciones ni en disminuir la cantidad de producción fluídica de buenos pensamientos y sentimientos.

Despertemos a la realidad de lo que está pasando. Informémonos y concienciémonos de la importancia de apoyar este momento con nuestras mejores vibraciones y esfuerzo. Toda manipulación intentará debilitarnos generando miedo y dolor de forma que seamos más maleables a las imposiciones y pérdidas de libertades que supuestamente son para nuestra seguridad. No decaigamos en la desesperanza porque el resultado está escrito, la evolución es imparable, la verdadera vida está en el mundo espiritual puesto que somos seres eternos, la muerte del yo no existe. Las próximos años o décadas definirán que parte de la humanidad podrá quedarse reencarnando cíclicamente en un nuevo mundo de regeneración, donde podremos seguir trabajando sin la influencia de todo el mal de aquellos que tendrán que partir a la fuerza.



No hay comentarios: