sábado, 29 de septiembre de 2007

ESCUCHA EL SEMINARIO SOBRE VICIOS DE CARLOS CAMPETTI

Escucha el seminario sobre vicios impartido por Carlos Campetti en nuestro centro.

¿INFLUYEN LOS ESPÍRITUS EN NUESTRAS VIDAS?

Allan Kardec, el codificador de la Doctrina Espírita, consultó también y quedó reflejado en la pregunta 459 de “El Libro de los Espíritus”, esta interesante cuestión. Y los Espíritus que colaboraron en la realización de esta obra contestaron así: ”A este respecto su influencia es mayor de lo que creéis, porque con sobrada frecuencia son ellos los que os dirigen”.

Meditando sobre ello nos asalta una duda. ¿Quiere decirse que nuestro libre albedrío queda anulado?

Recordando que muchos de nuestros pensamientos a veces se enfrentan sobre una misma idea, nos queda ahora la sospecha sobre qué parte puede ser la que corresponda a nosotros y las que son intuidas e inspiradas.

La ley de las atracciones y de las correspondencias rige todas las cosas; las vibraciones, al atraer vibraciones similares, aproximan y unen los corazones, las almas, los pensamientos y ello nos pondrá en disposición de vincularlos a aquellos Espíritus que se encuentran en un nivel evolutivo determinado. Podrá ser bueno o inferior, dependerá de nuestro grado de adelanto.

Nuestras codicias, nuestros malos deseos, crea en torno a nosotros una atmósfera fluídica negativa, favorable a la acción de las influencias del mismo orden, mientras que las aspiraciones elevadas atraen las vibraciones poderosas, las radiaciones de las esferas superiores.

No hay necesidad de creer en la existencia del mundo de los espíritus, ni de querer conocerle para sentir sus efectos. La Ley de las atracciones es ineludible y todo en el hombre está sometida a ella.

Del hombre depende recibir las inspiraciones más diversas, desde las más sublimes hasta las más groseras. Nuestro estado mental es como una brecha por la cual pueden penetrar en nosotros amigos y enemigos.

Analizando los pensamientos que nos son sugeridos, podremos saber qué “clase” de espíritus están ligados a nosotros, recordando que los imperfectos nos incitan al mal. Pero habrá también a nuestro lado otros que tratarán de influirnos hacia el bien, lo cual restablece el equilibrio y nos deja el libre albedrío para inclinarnos sobre lo que nos interesa. Si hemos rechazado con nuestra voluntad y nuestros actos la influencia de aquellos que intentaron perturbarnos, ellos cederán en espera de un mejor momento, puesto que acechan el instante propicio, como hace el gato con el ratón.

¿Pero cómo ejerce su acción sobre la materia cerebral?

La mente del Espíritu sintoniza con la mente del ser que se encuentra viviendo la experiencia de la vida física y ejerce su acción por el movimiento. Y reflexivamente el pensamiento imprime a las moléculas del cerebro movimientos vibratorios de variada intensidad. El cerebro es el instrumento admirable, la clave de donde el pensamiento hace brotar todas las armonías de la inteligencia y del sentimiento.

¿Cómo podemos neutralizar la influencia de los Espíritus inferiores?

Realizando el bien los rechazaremos y vigilando que nuestros oídos no se presten a las sugestiones de Espíritus que despiertan en nosotros malos pensamientos, que fomentan la discordia entre nosotros, los hombres, excitando las pasiones viles. No debemos olvidar los que halagan nuestro orgullo, porque es él nuestro lado más débil.

El Espíritu de Joanna de Ángelis a través de los psicografía del médium brasileño Divaldo Pereira Franco nos orienta en su libro “Jesús y el Evangelio” con estas palabras:

“No debemos olvidar que toda la esencia de la vida se encuentra establecida en el amor, que es de procedencia divina. En la perspectiva de la psicología profunda el ser vive para amar y ser amado.

“Ese proceso encierra toda la historia de la autoconquista de cada ser que debe transformar sus impulsos en sentimientos, atavismos en actitudes lúcidas, herencias dominadoras en adquisiciones plenas, instintos arraigados en emociones armónicas, hábitos en realizaciones edificantes, tendencias inferiores en aspiraciones elevadas bajo los impulsos del amor. Tal es el gran compromiso que debe ser atendido por todas las criaturas que anhelan tranquilidad y bienestar legítimo.”





Juan Miguel Fernández Muñoz
Asoc. de Estudios Espíritas de Madrid.

ORACIÓN: LAS ALMAS PERDIDAS EN LA TIERRA

Almas que nos abandonáis,
hablarle al Señor por las que quedamos aquí en la Tierra.
Pedidle por los más necesitados, por los que sufren por el odio, la maldad, la envidia, los celos o el orgullo.
Señor, te pido por estas almas que quedan en la Tierra, mándanos luz, amor, paz y alivio para el dolor a toda la humanidad.

Angelines Blázquez.
Centro espírita “Entre el Cielo y la Tierra”

COMPARACIONES

Muchos de los que no paran
De mostrar sus agonías
Puede que no se quejaran
Si comprendiesen las mías.
Y yo misma al contemplar
Las penas de otros mortales,
Me llego a considerar
Feliz con mis hondos males;
Porque para consolarse
No existe medio mejor
Que el de siempre comparase
Con aquel que está peor.

Matilde Navarro Alonso
8 – Mayo -1889
Revista “La Luz del Porvenir”

APRENDER

No creáis llena de flores
esta vereda estrechita
que permite nuestros pasos
en la lucha de la vida.
Suele tener, grandes tropiezos
el tramo por recorrer
para que, mediante el esfuerzo
se sepa, lo que hay que aprender.
En las aguas bravas
no te quieres meter
pero, son en las tranquilas
donde puedes perecer,
porque engaña su finura
hay riesgo de caer
como se cae en errores
para poder aprender.
Piensa mucho, que has de hacer
Pues como la fruta de altura
difícil es de coger
las decisiones honestas
cuestan mas acometer.
Para que los campos luzcan
ese verde luminoso
que los hace a nuestra vista
los paisajes más hermosos.
Hace falta la tormenta
que dona los alimentos
con esa agua tan pura
que nos envían los cielos
vientos fuertes, poderosos
portadores de semillas
que fertilizan los campos
con brotes de mil fantasías.
Igual pasa con el alma
que afronta penalidades
surge, limpia y poderosa
bella como trigales.
Por ello, el superar tranquilos
los tiempos mas tormentosos,
aportan, verdes..... flores
y olores maravillosos.
Porque, el amor tiene aroma
como las flores más bellas,
nos llega su fragancia
en sensaciones internas.

Poesía Mediúmnica cortesía de
CEYDE (Centro de Estudios y
Divulgación Espírita, Madrid)

LA OBRA MEJOR


Hace muchos años, que uno de nuestros mejores poetas andaluces (Antonio Fernández Grillo), me dedicó un soneto con motivo de la muerte de mi madre, y me decía en término final:

“Las lágrimas que viertes por tu madre

Serán la escala que te lleve al cielo!”

Pasaron los años, comencé a estudiar el Espiritismo, y recordando los sentidos versos de mi amigo Grillo, los amplié a mi antojo, es decir, le dí otro giro a su pensamiento y escribí:

“Las lágrimas que vierta por los pobres,

Serán la escala que me lleve al cielo!”

Porque llora la pérdida de una madre no tiene mérito alguno, ¿qué menos se puede hacer, por la que nos llevó en su seno y nos ayudó a cumplir nuestra misión en la Tierra?

Consagrarle un melancólico recuerdo es lo más justo, es lo más natural, el no hacerlo, es cometer un delito de los más horribles, de los que más deshonran a la raza humana. En cambio, llorar por los pobres ya es otra cosa, acordarse de los que sufren, pensar en sus más apremiantes necesidades, buscar los medios para endulzar sus amarguras, esto es bueno, y aunque ser bueno es un deber como desgraciadamente en la Tierra, el olvido de los deberes es la moneda corriente, tenemos que aplicarnos el adagio vulgar, que en la tierra de los ciegos, el que tiene un ojo es el rey.

Mientras más fui profundizando mis estudios en el Espiritismo, más se ocupó mi pensamiento de los pobres, y más trabajé en su favor, pidiéndole a los ricos protección para los desvalidos.

Tuve mi época de trabajo activo, y confieso ingenuamente que fue la época más feliz de mi vida. Cuando salía por la mañana y no me cansaba de pedir a unos y a otros, hasta reunir la cantidad que necesitaba para consolar a una familia sumida en la miseria, y llegaba al tugurio de aquellos infelices, y entregaba a una pobre enferma siete u ocho duros, la mirada de aquella mujer, las exclamaciones de gozo de los niños, el hondo suspiro del obrero sin trabajo, y por añadidura sin salud, ¡cuán bien recompensaban mi caminata de todo el día! Con qué satisfacción me reclinaba en mi lecho y decía: ¡Hoy he servido de algo a la humanidad! Hoy he enjugado una lágrima, hoy mi paso por la Tierra no ha sido estéril.

Todo tiene su término en este mundo, y mi trabajo de pedir para otros lo tuvo también, empleando en ello todo mi tiempo y todas mis energías; mi organismo gastado por los años, por las penas y por una dolencia incurable, se negó en absoluto a corretear por calles y plazas y a subir escaleras interminables, y tuve que resignarme a salir lo menos posible, y a pedir por escrito lo que ya no podía pedir de viva voz. Mi Luz, ha sido la encargada de decir a los espiritistas cuánto he trabajado en bien de los pobres, creyendo que sólo ellos me llevarían al cielo si el cielo existiera.

Ahora bien, he hecho este poco de historia para demostrar lo agradablemente sorprendida que me quedé, cuando supe, que unas cuantas mujeres del Centro Barcelonés habían formado un grupo benéfico y que sus primeros trabajos iban encaminados a procurarles abrigo a los niños pobres, recogiendo cuanta ropa nueva y usada quisieran darles, encargándose ellas de su limpieza y de su confección, haciendo trajes, refajos, saquitos y todas las prendas necesarias para vestir a los niños desde los recién nacidos hasta los más grandecitos, sin excluir a los de mayor edad.

Confieso ingenuamente que me quedé encantada ante tan buenos propósitos y tan buenas obras, pues tuve ocasión de ver toda la ropa que ya tenían arreglada tan primorosamente, que es del modo que debe hacerse, pues por regla general, los que dan la ropa, que no les sirve, la dan sucia y rota y así vemos a muchos niños pobres, con unas blusas que parecen sayones (porque el difunto era mayor) y desgraciados mendigos con largos gabanes, por no tener quien les arregle aquella prenda como es debido, y las mujeres del grupo benéfico del Centro Barcelonés, con muy buen acuerdo, con muy buen sentido, y con un verdadero amor a la humanidad, se ocupan en limpiar y en arreglar la ropa destinada a los pobres, como si fuera para sus propio hijos.

Tiene dicho grupo grandes proyectos, pero yo me refiero únicamente a lo que he visto, a lo más práctico, a lo más necesario, porque los niños pobres ¡van tan mal vestidos! Ya se sabe lo que sucede en una casa de mucha familia, la madre y el padre, como son los que salen a ganar el sustento de sus hijos, procuran ir medio vestidos, lo mismo que las hijas o hijos mayores, pero los chiquitines, los que sólo sirven para comer y jugar, esos, ¡pobrecitos! no ponen el pie en la calle porque no tienen zapatos, familia he conocido yo de pobres vergonzantes, cuyos hijos han cumplido cinco y seis años sin haber podido salir de casa, y nunca olvidaré a un hermoso niños que le decía a su pobre madre: -Mira mamá, ya soy un hombre, ya tengo siete años, ¿no te parece que ya es hora que yo salga a la calle? Conocí a otros dos hermanitos, niña y niño, que tenían los dos el mismo pie, así es que las botas del uno le servían al otro y los pobrecitos salían con su abuela un día si y otro no, y al que le tocaba quedarse en casa, como no tenía zapatos se quedaba metidito en la cama, y me decía con muy buena sombra: -No salgo porque estoy enfermo de los pies. Pues para estos mártires de la miseria, trabajan las mujeres del grupo benéfico del Centro Barcelonés. Yo las felicito con toda mi alma y a todas aconsejo:



Que con arranques de amor,
Con verdadero heroísmo,
Desciendan hasta el abismo
Donde se oculta el dolor,
Que no les falte valor
Para luchar con denuedo,
Que no les imponga miedo
El vencer contrariedades,
Que proclamen las verdades
Y las grandezas de su credo.

Que mucho pueden hacer,
Y mucho más conseguir;
Que no cesen de pedir
Para cumplir un deber;
La misión de la mujer
Dentro del Espiritismo,
Es bajar hasta el abismo
Para consolar al triste;
Que su progreso consiste
Hacer bien, por el bien mismo.

Mucho se ha escrito y se ha hablado;
De nuestra bella teoría;
Y es justo que llegue el día
Tantas veces anunciado;
Y ya que habéis comenzado
Una obra tan meritoria,
No desmayéis, la victoria
Os señalará el camino,
Y será vuestro destino
Alcanzar renombre y gloria.

No esa gloria callejera
De aplausos y relumbrones,
No ruidosas ovaciones,
Sino otra más duradera,
Más grande, más verdadera,
La íntima satisfacción

Que deja una buena acción;
Ese inefable consuelo,
Que es el que nos lleva al cielo
Por la fe y por la razón.

Fe en nuestro esfuerzo gigante,
Fe en nuestro amor al caído,
Y en un algo inconocido
Que nos frita: “Ve adelante
No dejes un solo instante
De difundir tu ideal,
De la ciencia y moral
Corre con afán en pos,
Y cree que es la ley de Dios
El progreso universal.”

Amalia Domingo Soler
7 de Octubre de 1898
“La Luz del Porvenir”

CÓMO EL ESPIRITISMO ABOLIÓ LA ESCLAVITUD


Mucho se ha dicho y escrito respecto al papel que desempeñó el Espiritismo en la proclamación emancipadora. Bien sabido es que Roberto Dale Owen y otros espiritistas eminentes, escribieron con frecuencia al Presidente Lincoln sobre la liberación de los esclavos. Con todo, no recordamos haber leído narración alguna sobre un acontecimiento importantes tan coordinada y autorizada como la que sigue, tomada de un tratado que publicó “The Medium and Saybreak” de Londres, nº 408, de una lectura de J. M. Puebles, quien dijo:
Otro ejemplo tengo de los usos del espiritismo. Me refiero a los medios que influyeron en la mente de Lincoln, dando por resultado la emancipación de cuatro millones de esclavos. Conozco personalmente a los hombres y a los médiums. S. P. Kase, Esq., es uno de los reyes de los caminos de hierro americanos, que ha ayudado a la construcción de cinco líneas férreas y sido a la vez presidente de dos de ellas. Este caballero al visitar la ciudad de Washington D. C., en otoño de 1863, durante nuestra guerra civil, estaba paseando a lo largo de la avenida de Filadelfia, cuando acertó a ver el signo suspensivo del médium Mr. J. B. Conklin, y oyó al mismo tiempo una voz que decía: “Vaya V. a ver a Conklin; está en las habitaciones que ocupaba V. doce años ha” Allá se encaminó Mr. Kase y encontró a Mr. Conklin en un estado semi-anormal, dirigiendo al presidente Lincoln una carta escrita bajo la influencia de los espíritus. Mr. Conklin dijo: “Llega V. a tiempo, necesito que lleve esto al Presidente”
“Bien, contestó Mr. Kase, no hallo inconveniente, si V. quiere acompañarme”
Fueron los dos a la casa presidencial y, como Mr. Kase se hubiese dejado olvidada su tarjeta de visita, envió por el criado su nombre, S. P. Kase, que el presidente tomó por S. P. Chase, miembro entonces de su gabinete. Introducidle, dijo. Al entrar en el salón, explicose fácilmente el error, atribuyéndolo a descuido por parte del criado.
Tome V. asiento, dijo el presidente a Mr. Kase. Le conozco a V. mucho, y aprecio la utilidad que prestan sus caminos de hierro, transportando nuestras tropas al Sur.
Después de conversar un rato sobre los ejércitos combatientes y la situación del país, Mr. Kase dijo: “Tengo una carta para V. Sr. Lincoln, y se la alargó. Leyola y releyola el presidente hasta que se volvió hacia Mr. Kase, diciéndole: “Es muy extraño. En esta carta se afirma que procede de los espíritus, de los padres de nuestra nación. ¿Sabe V. algo respecto a Espiritismo?
Oh! Sí, replicó Mr. Kase: me han llamado espiritista durante algunos años, y a la voz y guía de los espíritus debo ciertamente mi éxito financiero.
Las inteligencias espirituales solicitaban en la carta algunas conferencias personales con el Presidente, por conducto del médium de ellos. Arregláronse las cosas, y Mr. Conklin se hospedó en la mansión presidencial cuatro domingos seguidos. El resultado exacto de estas sesiones no se conoce, y sí sólo que la emancipación fue inmediatamente bosquejada en las reuniones del gabinete. Poco tiempo después el Presidente con su señora, el juez Wattles, el ex gobernador Smith y otros varios personajes políticos eminentes tuvieron una sesión en casa de Mr. Laurie, caballero muy conocido en Washington, y cuya hija, la señorita Jonng, es el célebre médium en presencia de quien el piano ha sido levantado bajo la acción de los espíritus, mientras ella lo estaba tocando.
Durante esta sesión un joven médium fue presentado por uno de los padres de la República y se dirigió al presidente Lincoln hablando del modo más atrevido y elocuente sobre la dirección de la guerra, la senda política que debía seguirse y la importancia de que saliera inmediatamente una proclamación en cuya virtud quedarán libres todos los esclavos de la nación. Voy ahora a leer la sustancia de lo que dijo el espíritu, según me lo ha contado Mr. Kase.
“Usted, señor, como Presidente de la República, ha sido llamado al puesto que ocupa para un objeto importantísimo. El mundo no sólo gime bajo el peso de la esclavitud mental y espiritual, si no que cuatro millones de hombres hechos a imagen de Dios están sufriendo la esclavitud material. Su yugo debe romperse, cortarse sus cadenas y ser libre el que está esclavizado físicamente para que pueda volver a su centro vuestra nación. En tiempo de Washington sembráronse los gérmenes de la libertad en los bosques del oeste, y están ahora próximos a dar preciosos frutos. Esta república va a la vanguardia de las naciones en la senda del pensamiento libre, pero ese punto oscuro, esa plaga de la esclavitud mancha su bandera. Este mal nacional debe destruirse. Un congreso espiritual vela por los asuntos de esta nación. La guerra civil no cesará, no se pronunciará el grito de victoria a través del norte, ni retumbará a lo largo de los valles del sur; el ramo de olivo de la paz no ondulará sobre vuestros campos, vuestros lagos, vuestras montañas, hasta que expidáis la proclamación de libertad, proclamación que hará libres para siempre los millones de esclavos de vuestro perturbado país.”
Los espíritus repitieron eso sustancialmente en las sesiones siguientes y en menos de tres semanas desde la recepción de esos mensajes espirituales del Congreso de Espíritus, el Presidente Lincoln publicó la gran proclama de la Emancipación.
A partir de ese tiempo veinte batallas se libraron y cada batalla, a excepción quizá de alguna escaramuza sin importancia, fue una victoria para el norte. El Presidente Lincoln, el orgullo de América, no era un sectario, ni un fariseo encerrado dentro de su credo, sino un gran defensor de la humanidad, que vivió libre-pensador y murió espiritista. El mundo de los espíritus es el mundote las causas, y ese Congreso de Espíritus, esas influencias espiritistas, en una palabra, el Espiritismo abolió la esclavitud en América. (Traducción del inglés de B. S.)

Texto extraido de la “REVISTA DE ESTUDIOS PSICOLÓGICOS” Febrero de 1879, BARCELONA.

SOBRE LA MEDIUMNIDAD (1ª parte)

Me pregunto qué pensaría cualquier persona si en una conversación normal se expusiera el tema de “la mediumnidad”.
Imagino que de repente, se haría el silencio hasta que alguien empezara a hablar “de ese caso que le contó fulanito en una ocasión” y a partir de ahí se abriría un amplio abanico de exposiciones variopintas.
Pero, ¿qué significa la palabra en cuestión?
Si la buscamos en el diccionario de la lengua española, no la vamos a encontrar.
Para darle sentido utilizaré la definición de la palabra “médium”:
Procedente del latín, significa medio. Persona a la que se considera dotada de facultades paranormales que le permiten actuar de mediadora en la consecución de fenómenos parapsicológicos o de hipotéticas comunicaciones con los espíritus.
Atendiendo a esta definición llamaremos “mediumnidad” a la facultad de la que están dotados los “médiums”.
Si volvemos la vista al pasado veremos que la comunicación con los seres desencarnados (fallecidos) ha sido un fenómeno que se manifestaba libremente en el pueblo, independientemente de su nivel cultural y social.
En muchas ocasiones, sólo unos pocos eran los iniciados a través de comunidades secretas, transmitiéndose el conocimiento, de maestro a alumno.
Ahora, en la actualidad, tenemos la facilidad de poder hablar y adquirir el conocimiento necesario.
Cuando sucede un hecho no común en nuestras vidas posiblemente nos asustemos, e incluso pensaremos si nos estamos volviendo locos. Dependiendo del suceso, le daremos importancia o buscaremos miles de razones lógicas para encontrar la explicación adecuada. Pero, ¿cómo explicar que un objeto se mueva, cuándo sabemos y hemos comprobado que ha ocurrido? ¿Y cuándo sentimos que somos tocados? ¿De qué forma enfrentarnos a esa figura que aparece y desaparece?
Es un tema delicado sobre todo para tratarlo abiertamente en nuestra sociedad, sin que se nos mire "de forma interrogativa”. Y lo curioso es, que raramente alguien no sepa de un familiar, amigo, vecino o compañero que no conozca una experiencia de estas características.
Hay hechos como los de Swedenborg en Suecia y Hydesville en New York, que sacudieron a la sociedad de esa época. Edward Swedenborg, que nació en 1688 y murió en 1772, fue médium y clarividente. A través de sus sueños y trances recibía mensajes y revelaciones de gran importancia. Uno de los sorprendentes hechos fue el del incendio que se produjo en Estocolmo, detallando sus víctimas, estragos y fecha exacta. También sostuvo que el Universo se compone de esferas luminosas, las cuales nos sirven de morada después de la muerte, donde hay espíritus buenos y malos y con los cuales el hombre puede entrar en comunicación con ellos.
El suceso de Hydesville en 1848, nos hace referencia a la familia Fox, en cuya casa, de repente, se empezaron a escuchar ruidos y golpes extraños e incoherentes. Las hijas del matrimonio; Margaret y Kate, encontraron que eran producidos por un espíritu que comunicaba con ellas a través de un alfabeto basado en esos mismos golpes. Aquél ser decía haber sido asesinado y sepultado en el sótano de la casa. Las investigaciones encontraron el cadáver del hombre, confirmando así, que el contacto fue real.
A partir de este momento “las mesas parlantes” empezaron a tener su relevancia en la alta sociedad francesa, que empezando como forma de diversión, atrajo a innumerables personalidades de renombre, algunos de los cuales, se dedicaron a la observación y estudio serio de este fenómeno y posteriormente de otros, pasando por encima de la superchería y el engaño.
Gracias a la iniciativa de todas estas personas, su dedicación y trabajo, tenemos información necesaria para encontrar explicación a diferentes hechos.
Allan Kardec codificó y reunió todo el conocimiento adquirido a través de esta ciencia basada en la observación, abriendo una puerta a las nociones precisas para desenvolverse en ese espacio.
Sólo a través de la instrucción, haciendo uso de la razón, y con gran respeto perderemos el miedo a lo desconocido.
Y después….
¿Qué hacer con la facultad mediúmnica?
No debe limitarse exclusivamente a las manifestaciones físicas, a pesar de ser la parte que más llama la atención, tanto de investigadores competentes, como de personas no preparadas para lo que allí se origina.
También las buenas cualidades morales son indispensables para el desarrollo de sus capacidades, así como para estar en guardia contra las falsas interpretaciones, el error y el desaliento.
León Denis, en su obra “EN LO INVISIBLE”, nos explica que estamos rodeados de una multitud de espíritus ávidos de entrar en comunicación con los humanos y que especialmente son poco adelantados, ligeros, traviesos y en ocasiones perjudiciales.
Hay casos en los que conociendo el lado débil del médium, le adulan en su amor propio y en sus ideas, llevándole a aislarse en su trabajo y apartándole de todo consejo ilustrado.
Este es el principio de una obsesión.
¿Por qué son tan importantes las cualidades morales?
Empezaré haciendo referencia a la época de Abraham, unos 1990 años a.C., en Egipto, vivió un hombre llamado Hermes Trimegistus. Fue considerado como uno de los grandes maestros, siendo deificado bajo el nombre de Toth, y en Grecia bajo el de Hermes, el Dios de la sabiduría. Y en sus enseñanzas ya se recogían siete principios.
Uno de ellos el “principio de vibración”, el otro; el “principio de correspondencia”.
León Denis expone que todas las manifestaciones de la naturaleza y de la vida se resumen en “vibraciones” más o menos rápidas y extensas según las causas que las producen.
Todo vibra en el Universo, el sonido, la luz, el calor, en un abanico tan amplio de caracteres que nuestros sentidos físicos no nos permiten percibir toda la gama de sonidos, colores, aromas, etc.
La ley de las atracciones y las correspondencias rige todas las cosas.
Las vibraciones al atraer a otras similares, aproximan y unen los corazones, las almas y los pensamientos. Cuando en nuestro pensamiento los malos deseos como la codicia, la envidia, el orgullo, etc. son la tónica habitual, estamos vibrando en una sintonía determinada, que atraerá en consecuencia espíritus afines.
Lo mismo ocurre con nuestro pensamiento. Según el estado en que vibremos atraeremos unas entidades viciosas, o por el contrario entidades elevadas.
Si a través del estudio realizado por el profesor japonés Masaru Emoto, basado en los trabajos de investigación procedentes del análisis del agua mediante la utilización de resonancia magnética, nos deja la evidencia de que los pensamientos y las emociones pueden alterar la estructura molecular del agua, podemos hacernos una idea de cómo nuestra educación moral reflejándose a través de nuestros pensamientos, puede acercarnos a unas entidades u otras.
En este Universo infinito y tan desconocido todo está conectado.

Ana Sobrino
Grupo Espírita “Entre el Cielo y la Tierra”

HISTORIA DEL ESPIRITISMO

Realmente la historia del Espiritismo se pierde en la noche de los tiempos. Si preguntamos a nuestros conocidos, si investigamos en los libros encontraremos cientos de casos que hoy se explican por esta ciencia.
Hasta la segunda mitad del siglo XIX todas estas manifestaciones se le atribuían al demonio, al enfado de los dioses y raras veces a la intervención de nuestros amigos y familiares fallecidos. A partir del año 1848 en la pequeña aldea de Hydesville (E.E.U.U.) las hermanas Fox, Catherine y Margareth, junto a su familia empezaron a escuchar ruidos, golpes que provenían del sótano de la casa.
La familia Fox revisó de arriba a abajo cada rincón sin encontrar nada, pero los golpes no cesaban. Siguieron tanto tiempo que las niñas empezaron a juguetear haciéndole repetir el número de chasquidos que ellas daban, diciéndole que respondiera a sus preguntas con golpes. A través de este método el comunicante les dio datos tales como el nombre y apellidos, les dijo que había vivido en la casa y que estaba enterrado en el sótano, pudiendo ser comprobado. Después de esto el rumor de estas comunicaciones se extendió tanto que la gente acudía a la casa para hacer preguntas o intentar contactar con sus familiares fallecidos.
No tardaron en llegar estas informaciones a la vieja Europa, sobre todo a Francia, dónde las personas se reunían en los salones para divertirse con el fenómeno, mesas que giraban, golpes, ruidos, etc. En esa época aparece nuestro amigo Hippolyte León Denizar Rivail más tarde conocido como Allan Kardec, el fundador de la Doctrina Espírita.
Allan Kardec era profesor, conocedor de varios idiomas, gran seguidor de Pestalozzi, como ya contamos en la biografía que ofrecimos en el número 1 de este periódico. Él no creía en lo que estaba ocurriendo en su país, varios amigos le comentaron que no sólo las mesas giraban y daban golpes sino que además daban respuestas lógicas, a lo que Kardec respondió "Yo creeré en ello cuando lo vea y se me haya probado que una mesa tiene cerebro para pensar, nervios para sentir, y que puede convertirse en sonámbula. Hasta entonces permitidme que no vea en ello mas que un cuento de niños." Ahí empezó su gran labor como codificador dando vida, a través de muchas investigaciones, con la colaboración de muchos médiums y cientos de comunicaciones, al Pentateuco que engloba toda la base y fue quien creó el nombre de “Espiritismo”.
El paso de Kardec como investigador del Espiritismo duró tan sólo catorce años, entre el 1855 al 1869 donde además de escribir los cinco libros publicó “La Revue Spirite” y varios folletos y manuales para la divulgación y comprensión de esta nueva Ciencia.
Kardec fue la base, el fundador, al que todo se le debe, pero como bien dijo él, los verdaderos autores de los libros son los propios espíritus que se comunicaron y que tan buenos consejos nos han dejado.
A raíz de la salida de “El libro de los Espíritus” el 18 de Abril de 1857 en la librería del Palais Royal de Paris, por todo el mundo empezó a propagarse estas nuevas enseñanzas y con ello abrieron sus puertas miles de centros espíritas por todos los lugares del mundo. En España grandes centros y grandes espíritas han pasado, Amalia Domingo Soler que fue una gran trabajadora del espiritismo, escritora de libros como “Memorias del Padre Germán” entre otros, directora del periódico feminista espírita “La Luz del Porvenir” de gran difusión, que pese a su gran pobreza material, que no espiritual, y a su enfermedad en la vista defendió y lucho hasta el último de sus días.
José Maria Fernández Colávida fue el traductor de las obras de Allan Kardec al español, director de “La Revista Espírita, Periódico de Estudios Psicológicos” en Barcelona y que al igual que Amalia trabajador infatigable en la ayuda al prójimo.
Jacinto Esteva Marata director del periódico Luz y Unión, fusión de “La Unión Espiritista y La Luz del Porvenir” Miguel Vives y Vives, el Vizconde de Torres-Solanot, Quintín López Gómez del periódico Lumen, Quintín Garrido o Guillermo Roldán que fueron dos de los presidentes del centro espírita “El Ángel del Bien” que según datos que hemos encontrado era un grupo muy activo que siempre estaba dispuesto a trabajar por la causa y un largo etcétera…
Los espíritas y sus centros no sólo estuvieron en España, hubo a nivel internacional muchos otros que no podemos olvidar, León Denís, en Francia, al que se le conoció por ser “El apóstol del Espiritismo” llamado por el movimiento espírita “El sucesor de Kardec” escritor de muchos libros como “En lo invisible”, “Después de la Muerte” o “Juana de Arco Médium” entre otros. También desde Francia tenemos al conocidísimo Camilo Flammarión, gran astrónomo y estudioso del Espiritismo con varios libros publicados “Dios en la Naturaleza”, “Pluralidad de Mundos Habitados” “Casas Encantadas”, etc. y como no, grandes médiums como Daniel Douglas Home, Madame d’Esperance, Florencia Cook, La Médium de las Flores, entre otros.
A pesar de que Europa fue asediada por las guerras y el movimiento espírita llegó casi a desaparecer momentáneamente, hubo países como Brasil dónde la sociedad acogió muy bien esta doctrina y que hoy por hoy es el movimiento espírita más fuerte, teniendo la Federación Espírita Brasileña (Feb) un total de 6000 centros federados aproximadamente y diferentes revistas tales como “Reformador” que data de 1882 y que en la actualidad se sigue distribuyendo o “La Revista Espírita” fundada por Kardec y que en la actualidad se sigue haciendo con la ayuda de esta federación y de la Unión Espírita Francesa y Francófona.
Hoy en día la gente no conoce realmente el Espiritismo. Si preguntamos a cualquier transeúnte nos dirá que es “Eso de la Oui-ja” “Lo de llamar a los Muertos” o respuestas similares. Realmente esto es sólo una mínima parte de la realidad, el Espiritismo es el puente entre los dos planos, es el consuelo que nos hace saber que las personas a las que más queremos no van a la “Nada” sino que continúan creciendo, evolucionando, que pueden estar a nuestro lado ayudándonos y protegiéndonos e incluso vendrán a buscarnos en el momento de volver a nuestra verdadera casa que es el Plano Espiritual. Pero como bien he dicho esto es sólo una mínima parte de esta doctrina, lo más importante es que nos enseña a conocernos, a no juzgar, a ser buenas personas, a entender la vida, nos enseña a auto-reformarnos para tener una vida más feliz, este sí es el verdadero propósito.
El Espiritismo pese a todo lo que hemos contado ha seguido su siembra, pero sólo podrá recoger el fruto por el esfuerzo del hombre y os preguntaréis ¿Qué esfuerzo es ese? ¿Si tan bueno es, por qué los espíritus no se aparecen y hacen girar las mesas como a finales del siglo XIX? Pues como nos dicen los propios espíritus en sus comunicaciones, ellos hacen su parte del trabajo que es hacernos llegar toda la información necesaria sobre los dos planos y todas las pautas para nuestra mejora, pero el mérito ha de ser nuestro a través del esfuerzo, del más importante, el que cambiará el mundo, el que menos trabajo físico requiere y que sin embargo es el más duro de hacer “La reforma interior” “Nuestra elevación Moral”. Eso es lo que persigue, la reforma íntima de cada persona, como ya dijimos anteriormente. A lo largo de los años lo ha ido consiguiendo a través de los espíritas y de sus esfuerzos. En muchos lugares del mundo los Centros Espíritas tienen obras sociales para dar de comer y/o educar a gente pobre o necesitada en los países donde es necesario, pero no sólo ofrece “Pan para el Cuerpo” sino que da el “Pan del Espíritu”, ese que tanta falta le hace hoy a la sociedad en la que vivimos. Hoy en día nos preocupamos mucho de tener un buen chalet, un buen coche, conseguir una carrera o un buen puesto de trabajo, pero… ¿y de ser buenas personas? ¿Nos acordamos de perdonar? ¿Qué importancia tiene trabajarse el orgullo o ser humildes? Todo esto lo enseña el Espiritismo a puertas abiertas.
En la actualidad en nuestro país existen Centros Espíritas, algunos de los cuales forman la organización sin ánimo de lucro llamada Federación Espírita Española que fundó nuestro querido Rafael González Molina. Esta organización se ocupa de promover el estudio de las obras básicas del Espiritismo, organiza seminarios, Congresos Nacionales anuales, imparte clases por Internet a través de Chat e intenta ayudar a todo aquel que lo solicita. También existe una organización internacional llamada C.E.I. (Consejo Espírita Internacional) que se ocupa de la unión de las distintas federaciones a nivel mundial y grandes oradores y médiums como Divaldo P. Franco, Raúl Teixeira, Juan Antonio Durante, Carlos Campetti, Cesar Perri, Claudia Werdine y un largo etc.
Aunque este año el Espiritismo cumplió 150 años no es agua pasada, es Actualidad, está ahí al alcance de todos, sus libros, sus enseñanzas, los amigos espíritas, las federaciones, sus páginas web y ¿sabéis cual es su objetivo? Hacer el bien por el bien mismo. Ningún espírita os pedirá nada a cambio, ni si quiera que creáis en lo que dicen, porque para creer o hablar de algo lo mejor es conocerlo uno mismo en profundidad, para después poder juzgar y valorar si aquello que se dice o se lee es aceptado por la razón. Allan Kardec tenía un lema “Más vale rechazar nueve verdades que aceptar una sola mentira”

Por bandera “La Paz”
Por lema “El Amor”
Como objetivo “El bien”

Fe inquebrantable es la única que puede hacer frente a la razón en todas las épocas de la humanidad.
Allan Kardec.

Oscar Aglio
Centro Espírita Entre el Cielo y la Tierra
http:\\www.entreelcieloylatierra.divulgacion.org

ENTREVISTA A CLAUDA WERDINE

Claudia Werdine, casada con 4 hijos y residente en Viena. En Brasil trabajó durante casi 20 años con Evangelización Infanto –juvenil y actualmente es vice- coordinadora del Departamento Infanto-Juvenil del CEI Europa.

1.¿Cómo conociste el Espiritismo?
Siempre fui simpatizante del Espiritismo, pues mi hermano era orador de una institución espirita llamada Grupo Redención, localizada en Rio de Janeiro (Brasil) y a mi me gustaba mucho oír sus conferencias, pero yo no tenia ningún compromiso con la doctrina. En 1986, conocí Humberto, mi marido, quién fue el responsable por mi ingreso definitivo en el Espiritismo, pues él era un trabajador activo del Grupo Espirita Dr. Becerra de Menezes, que funcionaba en un Centro Ecuménico y que más tarde se transformaría en la Fundación Espirita Dr. Becerra de Menezes (FEBEME), donde trabajamos hasta trasladarnos a Viena.
2. ¿Qué significado tiene para ti el Espiritismo?
Para mi el Espiritismo es la ruta segura para seguir de acuerdo con la propuesta dejada por Jesús, visando alcanzar todas las calidades existentes en un hombre de bien.
3. ¿Te ha cambiado la vida? ¿De qué manera?
Los conocimientos que obtuve después de estudiar las Obras Básicas codificadas por Allan Kardec cambiaron totalmente mi vida, pues entendí la necesidad de ser hoy mejor que ayer y mañana mejor que hoy, pues según Kardec “reconoce el verdadero espírita por su transformación moral y por el esfuerzo que hace para domar sus malas inclinaciones”.
4. ¿Por qué te dedicas al trabajo con los niños?
Me encantan los niños y los jóvenes. Cuando inicié en el Espiritismo, me enteré que había clases para niños e inmediatamente me dispuse para ser educadora espírita infantil, pues yo era maestra y me encantaban los niños. Hoy, este, mi trabajo con niños y jóvenes tiene mayor significado, pues pienso que la educación espirita es la mejor manera para preparar a los ciudadanos del mundo de mañana, pues estos niños van a crecer sabiendo de donde vinieron, el porqué de estar aquí, hacia dónde van cuando mueran, la ley de causa y efecto…ruta segura para una vida más responsable y significativa.
5. ¿Desde cuándo te dedicas a este trabajo?
Trabajo con niños y jóvenes en la Evangelización Espirita hace más de 20 años.
6. ¿Cómo fuiste elegida Vice- Coordinadora del DIJ Europa?
Durante el primer encuentro de Evangelizadores Espíritas, ocurrido en septiembre de 2006, promovido por el Consejo Espírita Internacional – Europa, hubo una solicitación para que fuera creado el DIJ Europa, visando auxiliar la tarea de evangelización en Europa. Fueron sugeridos algunos nombres y fueron escogidos por la representante del CEI, Maria Emilia Barros (Portugal) coordinadora y yo como vice –coordinadora.
7. ¿Por qué es importante la educación espírita en los niños?
Me gustaría contestar esta pregunta con un fragmento de un bello mensaje de Leopoldo Machado: ”Inútil improvisar escoras regenerativas para obligar el enderezamiento de árboles que envejecieron torcidas. Las escoras solamente aseguran el crecimiento correcto de las plantas jóvenes, evitando que sus ramas desvíen del rumbo correcto.
Así ocurre también con los seres humanos, después que las personas consolidan tendencias y las transforman en vicios, todo se torna siempre muy difícil cuando piensa en reformas de procedimiento, en sentido profundo.
Es necesario cuidar entonces del niño y del joven, plantas en proceso de crecimiento, todavía moldeables y en dirección para el bien mayor…”
8. ¿Cómo se debe enfocar la educación con los niños rebeldes?
En primer lugar, debemos acordarnos que la Educación deberá ser siempre un acto de amor.
Para mí los niños rebeldes casi siempre adoptan este comportamiento inadecuado debido a problemas familiares. Necesitamos descubrir las razones que llevaron estos niños a la rebeldía e intentar encontrar soluciones, trabajando junto con la familia, consiguiendo una mejor socialización del niño. La Educación Espírita deberá ser introducida, en la vida de este niño, lo más temprano posible, pues él aprenderá desde el principio que debemos ser responsables por todos nuestros actos, que necesitamos hacer a los otros lo que nos gustaría que hiciesen con nosotros.
9. ¿Cómo hemos de tratar a los niños que dicen tener un “amigo invisible”?
Para los padres espíritas, creo yo es un poco más fácil, pues tenemos el estudio que nos ofrece condiciones de entender lo que esta ocurriendo con un hijo que dice tener un amigo invisible. Durante los primeros años de la infancia, el espíritu todavía esta muy ligado al Mundo Espiritual y entonces el niño puede visualizar con mayor facilidad a los desencarnados. Con el pasar de los años, estas amistades desaparecen. Nuestra conducta deberá ser siempre de mucha seguridad y tranquilidad, no dando mucha importancia al hecho en si, pues con el tiempo, todo se equilibra.
Una de mis hijas, cuando tenía 3 años, empezó a jugar con una amiga invisible. Ella era tan real que hasta tenía un nombre y jugaban todos los días,durante horas seguidas. Un día mí hija amaneció llorando y le pregunté que había pasado, ella entonces me dijo que la amiga estaba despidiéndose, pues no podría volver más a jugar, porque iba nacer nuevamente. A partir de este día, mi hija no hablo más de esta amiga.

10. ¿Cuáles son los pilares (la base) de la educación infanto-juvenil?
Para mi la base de toda educación debe ser el amor, el ejemplo edificante y el respecto mutuo. En la Educación Espirita, la base son las enseñanzas de Jesús a la luz de la doctrina espirita.

11. ¿Qué diferencias encuentras entre los niños espiritas de Brasil y los de Austria?
Infelizmente encontramos en los niños de hoy, sea en Brasil o en otro país, un materialismo intenso, muchas veces estimulado y alimentado por los propios padres. Eso hace que los niños no desarrollen las virtudes del amor, de la amistad, del respecto, del trabajo…La diferencia es que en Brasil encontramos la Educación Espirita Infanto –Juvenil en casi todos los Centros Espiritas.

12. ¿Se puede enseñar espiritismo a los niños con síndrome de Down?
Creo que debemos ofrecer a estos niños el mismo tratamiento que las escuelas ofrecen, es decir, si ellos tienen condiciones de acompañar el seguimiento de una clase, auque no de la misma manera que los demás niños, ellos pueden y deben estar allí. Yo conozco poco sobre ese asunto, pero veo que los niños portadores del síndrome de Down están cada vez más insertados en todas las actividades sociales. En Brasil, últimamente algunas telenovelas trataron sobre este tema y mostraron estos niños levando una vida completamente normal .Entonces creo que las puertas de la evangelización deben estar abiertas a todos los niños y es de responsabilidad del evangelizador capacitarse adecuadamente y crear una oportunidad de aprendizaje para todos.

13. ¿Cómo enseñar a los niños que tienen miedo a la muerte?
Hablando del tema de manera más natural posible. Los niños son inocentes y sin miedo. Los adultos son los que no trabajan bien con esa idea, entonces transmitimos a los niños un sentimiento negativo en relación a este tema. Cuando creemos realmente que la vida sigue, mataremos de una vez a la muerte.

14. Además de la rama Infanto-Juvenil, ¿Qué otras materias tratas?(mediumnidad, etc…)
En Brasil trabajaba también en el área de la mediumnidad y en la asistencia social.

15. ¿Cuánto tiempo dedicas al espiritismo?
Estoy enamorada del trabajo que realizo dentro del Espiritismo, porque divulgar la evangelización infanto-juvenil es una tarea de vital importancia para la construcción de un nuevo mundo. Tengo una rutina diaria del trabajo dedicado al espiritismo y aprovecho para hacer mis actividades en el periodo que mis hijos están en el colegio y también después que se acuestan, pues no valdría la pena dedicarme totalmente a la doctrina Espirita y abandonar mi familia. Necesitamos acordarnos que la familia es nuestra responsabilidad mayor.
16. Lo que enseñas, ¿lo has aplicado con tus hijos? ¿te ha sido fácil?
Mis hijos frecuentan el Centro Espirita desde cuando estaban en mi barriga!!jejeje. Cuando alcanzaron la edad mínima para frecuentar la escuela de Educación Espirita, allá estaban ellos. Desde muy pequeños participaban del Evangelio en el hogar y hoy en día mi hija Maria Alice me auxilia en las clases de evangelización. Puedo asegurar que las enseñanzas espiritas que ellos recibieron durante toda la infancia y todavía hoy les hicieron jóvenes más responsables, más fraternos, más amigos.

17. ¿Cuántos países has visitado en tu labor espirita?
En poco más de un año de trabajo aquí en Europa ya tuve la oportunidad de visitar algunas ciudades de Alemana, Portugal, Holanda, Inglaterra….siempre para divulgar la importancia de la Evangelización Infanto-Juvenil.

18. ¿Cómo llevabas a cabo tu tarea en Brasil, donde la vida allí es tan difícil y con tantas carencias?
La Fundación Espirita donde yo trabajaba en Brasil, estaba situada en un barrio muy pobre de la ciudad del Rio de Janeiro. Esta fundación atendía durante el día alrededor de 200 niños carentes, que recibían alimentación, instrucción y educación moral. También teníamos educación espírita para los hijos de trabajadores del centro y frecuentadores. Era un trabajo muy bonito y gratificante. Para mi fue una gran oportunidad de crecimiento personal, pues empecé a valorar todavía más lo que Dios me había ofrecido.
19. ¿Te has sentido rechazada alguna vez por amistades por dedicarte al espiritismo?
Algunas veces si, pero creo que mi dedicación a la doctrina, mi esfuerzo para hacer mi reforma intima, mi amistad sincera… hicieron que estas personas cambiasen de idea y algunos hasta se interesaron por el Espiritismo.
20.Por último. ¿Cuáles son las ventajas y inconvenientes de la educación Infanto-juvenil?
Para mi solamente existen ventajas, pues la Educación Espirita Infanto-Juvenil prepara los niños y jóvenes para vivir en el mundo, no solamente de paso y sin compromiso, sino aprovechando con sabiduría la gran oportunidad de vida que a ellos les fue concedida por Dios, aprendiendo a respetar y valorar su propio cuerpo, a su semejante, la naturaleza… vivir la vida de una manera más responsable, cristiana y saludable.

NUEVO LIBRO: PASES A LA LUZ DEL ESPIRITISMO


Recientemente ha salido publicado en Español el libro “Pases a la Luz del Espiritismo” escrito por Carlos Campetti y Simoni Privato Goidanich.
Como su título indica, habla de todo lo relacionado con los Pases Espíritas: qué es el pase, la figura del pasista y del paciente, los mecanismos y técnicas del mismo, aplicación de pases en procesos obsesivos…acabando con un capítulo dedicado a responder las preguntas más frecuentes acerca de este tema.
Está escrito en un lenguaje sencillo, conciso y directo, por lo que se hace muy ameno y enriquecedor para todo aquel que esté interesado en el tema del pase, sean o no trabajadores espíritas.

domingo, 23 de septiembre de 2007

EDITORIAL

Cada vez vivimos con mas prisas, preocupaciones e incluso ansiedades. Las necesidades, muchas veces auto-impuestas, nos obligan a trabajar más y más, reduciendo el tiempo que podemos aprovechar para la familia, amigos, descanso, etc. Vivimos en una sociedad de consumo y prácticamente toda la información que recibimos tiene un fin consumista. Si nos dejamos llevar por ella nos aparecen necesidades puramente materiales. ¿Cuántas veces hemos buscado la felicidad en adquisiciones materialistas para desengañarnos al momento? Si sólo fuéramos materia, pensamiento propio de los materialistas y agnósticos, sería posible alcanzar la felicidad con cosas materiales (incluyendo metas emocionales, éxito, etc.), pero no es así. El ser humano va más allá del mundano cuerpo, somos seres espirituales dentro de cuerpos materiales que limitan temporalmente nuestras facultades siguiendo un camino de evolución continua. Si cuidamos nuestro cuerpo con alimentación sana y ejercicios saludables, ¿por qué no cuidar nuestra alma o espíritu? Si estás leyendo este artículo y has recogido esta revista es muy posible que en el fondo de tu corazón sientas una inquietud interior que te impulsa hacia una búsqueda espiritual del sentido de la vida, de dónde venimos y hacia dónde vamos, qué ocurre después de la muerte, el porqué de las pruebas de vida, etc. Todos tenemos espíritu y tenemos que cuidarlo, porque Jesús dijo: "No sólo de pan vive el hombre", ¿qué otro alimento podemos necesitar? Evidentemente se refería al alimento del espíritu. El Espiritismo nos da todo lo que necesitamos para progresar espiritualmente, en su parte filosófica estudiamos todas las grandes preguntas que los filósofos se han hecho desde el inicio de los tiempos, en su parte moral seguimos las enseñanzas de Jesús como camino de mejora personal y crecimiento espiritual, y en su parte científica estudiamos la realidad añadiendo la visión desde un punto de vista espiritual. Estudiamos la evolución de las especies desde el punto de vista espírita, la curación aplicando el magnetismo humano, las experiencias extra-sensoriales y mediúmnicas que permiten demostrar la permanencia del alma más allá de la muerte, etc.
El espiritismo es una puerta a la consciencia del Ser Integral porque forma a la persona en todos los ámbitos, físico-intelectual-moral y espiritual. Lejos de la visión tenebrosa que quiso dar la iglesia sobre el Espiritismo durante los siglos XVIII y XIX, y que consiguió apagar prácticamente durante la mayor parte del siglo XX, el Espiritismo resurge poco a poco de sus cenizas para impulsar a las conciencias de los cristianos a ser auto-responsables y auto-conscientes. En el Espiritismo cada uno es responsable de los errores que comete y todo lo bueno que deja de hacer. Con la evaluación diaria de los actos realizados y con la atención vigilante para evitar tomar acciones irreflexivas que nos alejen de la práctica de la Caridad, desarrollamos una voluntad de crecimiento hacía la disolución del egoísmo y del orgullo purificándonos para regresar algún día a la vida espiritual con los deberes bien cumplidos preparando nuevas metas de realización en camino constante hacía Dios.

La redacción.

UNA VIVENCIA PERSONAL

En primer lugar un saludo y un buen deseo para todos.
Os quiero contar como llegué a tener conocimiento de la Doctrina Espírita y qué es el Espiritismo, palabra que muchas personas confunden su significado. Yo misma no había oído hablar mucho de ella.
Hace algún tiempo, en este lugar donde vivo, se que mucha gente hacía Espiritismo sin ninguna preparación y mal encaminado. Eso me daba miedo. A mi no se me pasaba por la cabeza asistir a estas cosas porque me daba, como ya he dicho, mucho respeto. Aunque no obstante, siempre me llamaba mucho la atención leer cosas relacionadas con estos temas, con todo lo oculto, porque pienso que es bueno aprender para después saber lo que significan tantas cosas que nos pasan y no tenemos explicación. Bueno, os cuento:
Un buen día y en buena hora oí hablar que habían abierto una tienda esotérica en mi pueblo y allí me acerqué. Se lo conté a mi prima hermana y fuimos juntas. Nos gustaba mucho por cómo estaba decorada, el olor a incienso, había algo especial que no se cómo explicar, además nos sentíamos muy a gusto por lo que fuimos muchas más veces. Compraba libros y nos enseñaban muchas cosas. Desde entonces seguimos viéndonos porque poco tiempo después comenzamos a estudiar la Doctrina Espírita, que a mí me ha cambiado la vida.
A través de este estudio y de experiencias personales duras he comprendido el por qué de muchas cosas y de que nosotros mismos decidimos nuestra vida, que en nosotros está la decisión y la respuesta. Estoy segura de que si cada uno leyéramos un párrafo del “Evangelio Según el Espiritismo” nos sentiríamos mucho mejor ya que te ayuda a ver las cosas con otro color, a darte cuenta de si vas por el camino equivocado, te ayuda a saber perdonar, a hacer el bien y no esperar gratificaciones, a querernos sin dar más explicaciones y sobre todo a practicar la Caridad y a tener siempre nuestro pensamiento en Dios, que es nuestro creador y el de todas las cosas. Por todo esto nos tenemos que respetar y amar los unos a los otros.
Todo esto y muchas más cosas estoy aprendiendo y tratando de comprender con estas dos personas tan maravillosas que tienen un corazón tan grande que a veces se les escucha latir desde fuera y que hacen el bien sin límites. Doy las gracias a Dios por conocerlos y que Él los bendiga.
Si os animáis a venir al centro espírita con nosotros seguro que os gusta porque hacemos muchas actividades y nos divertimos mucho, hacemos excursiones y aprendemos a ser más humanos.
Me siento viva. Es bueno saber dar un sentido a todo lo que nos pasa. Estudiando espiritismo encontraremos las respuestas a tantas preguntas.

Un saludo y un abrazo.

Mª Angeles.

lunes, 17 de septiembre de 2007

XV CONGRESO ESPÍRITA NACIONAL

Los días 7, 8 y 9 de diciembre tendrá lugar uno de los eventos más importantes dentro del Espiritismo en nuestro país: el XV Congreso Espírita Nacional organizado por la Federación Espírita Española.
Dicho acontecimiento será realizado en el Hotel Bayrén I en Gandía (Valencia) teniendo este año como lema “El Alma es Inmortal”.
Serán tres intensos días repletos de conferencias interesantísimas, tales como “La falsa puerta del suicidio” por Alfredo Tabueña, “El trabajo moral del médium sobre sí mismo” por Liliana Durasevic, “Reencarnación e inmortalidad del alma” por Joao Cabral…entre otros muchos.
La conferencia inaugural así como la de cierre estarán a cargo del magnífico orador y médium brasileño Divaldo Franco que como cada año nos visita dando una gira de conferencias por nuestro país unos días antes del congreso.
Igualmente habrá lugar para debates y mesas redondas junto con cada uno de los conferenciantes.
Para mayor información acerca de las conferencias, precios etc. podremos encontrar el programa completo en la web de la Federación Espírita Española:

http://www.espiritismo.es

Para reservar ha de ponerse en contacto con:

Secretaría Técnica
C/Dr. Pérez Llorca, 3, 1º. 6ª,
Edificio Astoria A (03503) Benidorm.
Tf: 96 5866080
E-mail: jhuete@viajeshispania.es

SEMINARIO DE CARLOS CAMPETTI

El pasado día 4 de Septiembre, el centro espírita de San Martín de Valdeiglesias “Entre el Cielo y la Tierra”, tuvo la suerte de contar con la presencia Carlos Roberto Campetti. Allí impartió un seminario de dos horas de duración, titulado “Vicios”.
Carlos Campetti nació en Brasil, está casado con dos hijos y en la actualidad vive en Seúl (Corea del Sur). Es periodista, especialista en marketing y trabaja para el Banco de Brasil.
Es médium de psicofonía y expositor espiritista. Lleva muchos años impartiendo cursos, seminarios y conferencias a lo largo del mundo participando en diversos eventos espíritas en Argentina, Brasil, Colombia, España, Estados Unidos, Francia, Holanda, Inglaterra… Actualmente es miembro del Consejo Superior de la Federación Espírita Brasileña y colaborador del Consejo Espirita Internacional.
Igualmente ha colaborado en la formación de centros espiritas tanto en España como en Estados Unidos.
Durante el seminario, expuso con claridad los principales peligros que nos traen los vicios, no sólamente el alcohol, las drogas, tabaco, ... sino también la pereza, maledicencia, avaricia, celos, ocasinando multiples transtornos físicos y psicológicos como la depresión, siendo la base de estos males el egoismo y el orgullo. Así mismo, explicó como el espiritismo nos ayuda a superarlos en nuestro camino hacia el progreso.

miércoles, 12 de septiembre de 2007

El maravilloso mundo de los sueños

La doctrina espírita no podía mantenerse al margen del mundo de los sueños, dar luz y conocimiento sobre toda manifestación que provenga de planos superiores. Sobre todo lo que pueda ayudar al hombre a elevarse y crecer hacia Dios.
Cuando dormimos no es otra cosa que la emancipación del alma, desprendimiento de esta hacia planos más o menos elevados del universo. Según la ley de afinidad “Lo similar atrae a los similar”, en función de nuestros gustos, aspiraciones, pasiones, en fin, nuestra disposición mental, nos sentimos atraídos hacia lugares donde encontramos comunión con nosotros mismos. Así como el criminal será atraído bajo el influjo magnético hacia planos donde reinan sus hábitos, el hombre de bien irá a reunirse con espíritus del mismo ideal. Esto no es tan extraño ya que en la tierra sucede lo mismo, “Dime con quién andas y te diré quien eres”.
Allan Kardec en “El Libro de los Espíritus” capítulo VIII contempla estas cuestiones:
Pregunta 401. Durante el sueño ¿Descansa el alma como el cuerpo?
Respuesta. No, el espíritu nunca está inactivo. Durante el sueño, los lazos que unen al cuerpo se aflojan, recorre el espacio y entra en relación más directa con otros espíritus.

A continuación pasaremos a clasificar los sueños pero antes de profundizar observemos este pequeño esquema.
A) Sueño cerebral: También llamado común u ordinario. Según distintos autores es un tipo de sueño en el que la vibración cerebral automática continúa mientras el alma está ausente. Tenemos un desprendimiento parcial y entramos en una onda de imágenes y pensamientos propios y del mundo exterior; hay una asociación de ideas latentes en el espíritu o de imágenes dormidas en el cerebro, pensamos despiertos. Dormidos nos imaginamos que obramos verdaderamente y las ideas se convierten en actos aparentes. La razón no interviene, ya que el alma está desprendida, las situaciones más extravagantes sin ningún sentido u orden se dan.
El trabajo del cerebro se realiza con frecuencia sin que lo sepamos y sin que intervenga nuestra voluntad, ejemplo: Una persona estudia por la noche y sabe mejor la lección al día siguiente. Esto es debido a que el cerebro sigue funcionando aún cuando estamos dormidos.
Han sido muchos los estudiosos de los sueños, Freud, el padre del psicoanálisis centró parte de sus estudios sobre esto. Para él, los sueños representan deseos y emociones del hombre que reprimidos impiden la madurez de la persona. Esta es movida por impulsos y pasiones centrándose en el campo sexual y agresivo. Estos deseos reprimidos son arrancados de la consciencia y sumergidos en el inconsciente. Interpretaba los sueños de sus pacientes para vencer traumas y problemas. Los estudios de Freud en ese ámbito estaban en buena dirección aunque le faltaban los conocimientos de la inmortalidad del alma y la reencarnación.
Desde el punto de vista médico ¿Cómo sueña el cerebro? El cerebro está formado por veinte mil millones de neuronas. Cada una genera energía eléctrica y se comunica con las demás a través de impulsos eléctricos. La actividad del cerebro se puede medir con un electroencefalograma que además puede medir la actividad de los músculos. Esto ha permitido medir el funcionamiento del cerebro mientras dormimos, descubriendo distintos niveles:
a) Una persona despierta con los ojos cerrados produce ondas rápidas, armónicas y regulares llamadas Alfa.
b) Esta misma persona entrando en sueño ligero emite unas ondas más lentas llamadas Theta.
c) Con un sueño más profundo las ondas son muy lentas y se conocen bajo el nombre de ondas Husos.
En este último estado los músculos están profundamente relajados.
Transcurridos noventa minutos “llegan los sueños”. Las ondas se vuelven como las del estado de vela (aumentan) pero el tono muscular aún disminuye más, los ojos se mueven rápidos y entramos en fase REM (rapid eyes movement, movimiento ocular rápido) a la vez que el ritmo del corazón se altera, se anula el olfato y el gusto, aunque creemos ver, oír y percibir sensaciones táctiles, el tiempo y el espacio también son anulados. Esta fase del sueño dura entre quince y veinte minutos, repitiéndose este ciclo de cuatro a cinco veces por noche. Si nos despertamos en esta fase podremos recordar los sueños claramente ya que, aunque estamos dormidos, el cerebro sigue en funcionamiento. Los animales de sangre caliente tienen sueños REM.
Dentro de los sueños cerebrales hay dos tipos, los fisiológicos y los psicológicos:

1) Sueños Fisiológicos: Nuestras disposiciones físicas tienen repercusión sobre nuestros sueños, por ejemplo: Estamos dormidos con la ventana abierta, tenemos frío y soñamos que estamos en el polo norte tiritando o alguien que tiene incontinencia urinaria sueña que está orinando y moja la cama.

2) Sueños psicológicos: Este tipo de sueños expresan nuestros estados íntimos, nuestras preocupaciones y nuestras aspiraciones (el que conoce los sueños de una persona conoce sus sentimientos).
B) Sueños Psíquicos: También llamados profundos o etéreos. Son una clase de sueños donde intervienen fuerzas psíquicas exteriores que pueden ejercer influencia sobre nuestro espíritu durante el sueño.
P. 402 de “El libro de los Espíritus” ¿Cómo podemos juzgar la libertad del espíritu mientras dormimos?
R. El espíritu posee más facultades que en estado de vela, tiene recuerdo del pasado (vidas anteriores) y a veces precisión del porvenir, adquiere mayor poder y puede ponerse en comunicación con otros espíritus, ya sean encarnados o desencarnados de este o de otros mundos.
En los sueños psíquicos ya no vemos ni oímos por los órganos físicos, sino que nuestras percepciones vienen a través de nuestro cuerpo fluídico por un sentido interior psíquico. Un claro ejemplo de este caso lo tenemos en los sonámbulos.
Nos comunicamos telepáticamente ¿Quién no ha soñado alguna vez que está volando? Esto es simplemente un recuerdo de cómo nos trasladamos en el plano espiritual.
P.403 de “El libro de los Espíritus” ¿Por qué no se recuerdan siempre los sueños?
R. El cuerpo es materia pesada y grosera, con dificultad conserva las impresiones que ha percibido el espíritu porque no las ha percibido por medio de los órganos del cuerpo.
En este tipo de sueños, el desprendimiento del espíritu con el cuerpo es mayor. Haciendo menos influencia la materia sobre el alma, esta puede disfrutar de más facultades y desarrollar mejor su actividad espiritual. Por el contrario el recuerdo es menor debido a la diferencia vibratoria de un plano a otro. Existe una posibilidad de recordar parte de esos sueños que se da en el momento de las migraciones (al pasar de un plano a otro o en el momento de regresar al cuerpo) y que se realiza a través del lazo fluídico que une el espíritu al cuerpo. Este recuerdo, desde mi punto de vista, no deja de producirse sino por alguna facultad mediúmnica del individuo, que puede ser mayor o menor dependiendo de la persona. La sensación al despertar es muy diferente a la del resto de sueños ya que modificamos considerablemente nuestra vibración. Por esta circunstancia las personas que tienen menos desarrollada esta facultad registran estos sueños a través de simbolismos, debido a la gran dificultad para hacer llegar una experiencia extracorpórea hacia el cerebro físico.
Aquí nos encontramos con el problema que tenemos para diferenciar lo que viene del cerebro y lo que proviene del alma. Por esta razón nos es tan difícil analizar los sueños que son verdaderamente importantes.
P. 404 de “El libro de los Espíritus” ¿Qué debe pensarse de la significación atribuida a los sueños?
R. Los sueños no son verdaderos en el sentido que entienden los que dicen la buenaventura, porque es absurdo creer que soñar tal cosa anuncia tal otra. Pero son verdaderos en el sentido de que presentan imágenes reales para el espíritu pero que con frecuencia no tienen relación con lo que ocurre en la vida corporal.
Aunque no se pueda recordar el sueño, si este es importante para la evolución del individuo, quedará gravado en la organización periespiritual y vendrá en el momento preciso como un sentimiento o intuición con el mensaje oportuno que debía llegar.
A medida que evolucione moralmente el hombre y predomine más lo espiritual sobre lo material, los recuerdos de estos sueños serán mayores y las percepciones psíquicas aumentaran.
Dentro de los sueños psíquicos se pueden clasificar en cinco tipos:

1º Telepatía en los sueños: Básicamente hay una comunicación psíquica recíproca que no es otra cosa que la transmisión de pensamiento mientras dormimos, ejemplo; dos individuos se despiertan y descubren que han estado soñando lo mismo. Aquí las corrientes psíquicas pueden ser admitidas como una realidad.

2ª Apariciones de moribundos o visión a distancia:
Normalmente, cuando vemos a alguien que se está muriendo, nos pensamos que viene a darnos un último adios. En ocasiones es así, pero la gran mayoría de las veces realmente es el que sueña el que se desplaza hacia el que está moribundo.El espíritu del que dormita ha visto, percibido, sentido cosas que suceden lejos, ejemplo; sueño que se muere un familiar y me despierto sobresaltado, apunto la hora exacta de este sueño y al día siguiente me doy cuenta que realmente murió en ese mismo momento. Este tipo de sueños son muy interesantes y deben ser aceptados como comprobantes. En el libro “El mundo de los sueños” de Camille Flammarión hay documentados más de setenta casos distintos con estas características quedando demostradas ciertas percepciones que la acción inconsciente del cerebro no explica. Esto prueba que el ser humano está dotado de facultades aún desconocidas que le permite ver lo que pasa lejos sin usar el sentido de la vista.

3ª Sueños premonitorios o adivinación del porvenir:
En este tipo de sueños hay visión de acontecimientos futuros, se logra ver lo que no existe aún. Hay sueños premonitorios que han previsto y anunciado el porvenir con precisión, no tratándose de presentimientos vagos de doble o triple sentido y que puedan aplicarse a posteriori a muchos sucesos diferentes (como algunas predicciones de Nostradamus) sino de vista real y exacta. Estos sucesos se refieren, a veces, a las cosas más vulgares de la vida diaria.
En todas las épocas se han oído hablar de estos sueños. Se puede leer en Plutarco la trágica historia del asesinato de Julio César y el sueño premonitorio de su mujer Calpurnia, que hizo cuanto pudo para impedir que su marido fuera al senado. También Juana de Arco predijo su propia muerte al igual que David Fabricius, astrónomo alemán, predijo que moriría el 7 de Mayo de 1617, ese día tomó todas las precauciones para evitarlo y no salió de su casa. Por fin a las diez de la noche salió a tomar el aire y un campesino le mató.
La adivinación del porvenir es lo más extraordinario que hay, pues para que exista es preciso que el porvenir esté determinado de antemano. Aceptar esto implica entrar en un debate filosófico sobre el libre albedrío y el porvenir.
Hay dos posturas que conviene diferenciar. La primera es el llamado fatalismo donde el hombre es un ser pasivo que espera los acontecimientos, los cuales son inevitables. La segunda es el determinismo en el que la persona forma parte de las causas actuantes, es el artífice de su propio destino (ley de causa y efecto). No hay efecto sin causa. El efecto es el porvenir y las acciones del hombre son una de las causas, ya que diariamente nos estamos construyendo nuestro propio futuro.
“La personalidad humana forma parte de las causas en acción en la marcha de los acontecimientos terrestres” Esta es la solución al problema propuesto por Cicerón, San Agustín, Laplace y sus discípulos (1)
No siempre un sueño premonitorio se concretiza, ya que en ocasiones son avisos de nuestros guías espirituales para que tengamos cuidado y seamos prudentes.
4º Sueños pantomnésicos o reflexivos:
Son sueños en los que se accede al recuerdo del pasado, ya sea de vidas anteriores o de la actual. El espíritu fuera del cuerpo ve imágenes y recuerdos archivados en el subconsciente que están plasmados en la organización periespiritual. Para que esto se de es necesario que el espíritu realice una modificación vibratoria.
5º Sueños espirituales:
Por fin llegamos a los sueños de mayor interés, ya que invitan a la reforma interior. El espíritu, fuera del cuerpo, va a encontrarse con familiares, amigos, enemigos, guías espirituales, etc… y desarrolla la verdadera vida espiritual, que nada tiene que ver con las cosas y preocupaciones de la Tierra. Esta es la verdadera vida, la que encontraremos cuando desencarnemos.

Sencillamente cuando dormimos tenemos nuestra vida espiritual. La frase “El sueño es el hermano de la muerte” encierra una profunda verdad, así como esta otra, dicha por un santo “Morimos todos los días”. Esto tendría que quitarnos el miedo a la muerte.
Hay que confesar, en efecto, que lo que menos conocemos aún es nuestra propia naturaleza porque como dijo Sócrates “Conócete a ti mismo”
El conjunto de hechos psíquicos que hemos analizado demuestran que vivimos en medio de un mundo invisible, en el cual se ejercen fuerzas aún desconocidas. Lo que realmente sabemos son las limitaciones de nuestros sentidos terrestres.
Javier Gargallo.
Centro Espírita “Entre el Cielo y la Tierra”

(1) Para profundizar sobre el fatalismo y determinismo consultar “La Muerte y su Misterio” de Camille Flammarión.

martes, 11 de septiembre de 2007

BIOGRAFÍA DE D. RAFAEL GÓNZÁLEZ MOLINA

Como bien anunciamos en nuestro número anterior vamos a dedicarle nuestro pequeño rincón de “Espíritas de Ayer” a una de las figuras más importantes que ha tenido el espiritismo en España, D. Rafael González Molina.
Nació el 13 de Marzo de 1920 en la ciudad de Madrid. De familia humilde tuvo que empezar a trabajar con muy pocos años. A pesar de esto siempre fue un hombre con muchas inquietudes y con una gran afición por la lectura, gracias a la cual se cultivo muchísimo. Con tan sólo 14 o 15 años ya leía a autores tan importantes como Alejandro Dumas o Victor Hugo.
A la edad de 11 años cayó muy enfermo con tuberculosis. Debido a esto estuvo internado en un centro de salud situado en la calle Raimundo Fernández Villaverde (Madrid) donde conoció a un señor que le enseñó a jugar al ajedrez. Tiempo después Rafael González llegó a ser subcampeón de Castilla de Ajedrez.
Siempre dedicado laboralmente al comercio, su primer trabajo fue vendiendo zapatos.
Años más tarde conocería a la que fue su esposa, Dña. Manuela Morata, mujer muy católica y con la que tuvo cuatro hijos, Félix, Rafael, Ana Isabel y Jesús.
En 1954 Rafael González junto con su familia emigró a Brasil, residiendo en la ciudad de San Pablo. Trabajó haciendo maquetas, como fotógrafo y por último abrió una tienda de confección donde se hacía ropa para señoras.
Pero una de las cosas más importantes de su estancia en Brasil, si no la más importante, es que en aquella ciudad de San Pablo conoció el espiritismo.
Al poco tiempo de estar en Brasil conocieron a un matrimonio espirita con el que entablaron amistad y poco a poco les fueron hablando de lo que era el espiritismo, les prestaban libros… Aunque hemos de decir que tanto Rafael como su mujer Manuela, no eran muy receptivos al tema cambiaron de opinión cuando cayó en sus manos “El Evangelio según el Espiritismo” dándose cuenta de que eso era lo que siempre habían estado buscando.
Comenzaron a frecuentar diversos centros espíritas de la zona, pero no terminaban de encajar. Un buen día Manuela visitó el “Centro Espírita Hermano X”. Al volver a casa comentó a Rafael su experiencia diciendo que había encontrado el centro que estaban buscando.
En dicho centro, Hermano X, Rafael conoció a Stamatis, un griego afincando en San Pablo, quien le introdujo en el espiritismo de manera mas profunda. Le ayudó y marcó muchísimo durante toda su vida.
Durante todo el tiempo que Rafael pasó en este centro realizó diversos cursos sobre pases espíritas, cursos para dirigentes, cursos de mediumnidad, realizó trabajos de caridad repartiendo comida entre los más necesitados, participó junto con su mujer en mesas mediúmnicas adoctrinando espíritus sufrientes… Posteriormente participó con la Federación Espírita de San Pablo impartiendo conferencias.
En 1967 regresa a España junto con su familia. Al principio de su vuelta, Rafael se siente un poco desubicado debido a que en España el Espiritismo apenas existía. En aquella época estaba totalmente prohibido reunirse más de siete u ocho personas sin pedir autorización y esto suponía un gran obstáculo para la formación de centros espíritas, por lo que los pocos espíritas españoles se reunían en sus casas donde realizaban trabajos mediúmnicos, cosa que no terminaba de convencer a Rafael.
Alrededor del año 1972/73, una vez ubicado en nuestro país, fue cuando comenzó su lucha por establecer el espiritismo en España.
En el año 1977 comienza a editar su propia revista llamada “Divulgación Espírita”. Los primeros números de la misma los editó mediante fotocopias y más adelante, cuando la tirada fue mayor, se realizaron en imprenta. Rafael consigue distribuirla a través de los kioscos a pesar de la dictadura franquista. Esta publicación estuvo en funcionamiento durante veinte años, finalizando en el año 1997.
Rafael continuó trabajando por el espiritismo proponiéndose la difícil tarea de legalizarlo en España. Entre tanto consiguió traer a nuestro país a figuras tan importantes como Divaldo Franco, en el año 78/79, y más adelante a Juan Antonio Durante, Raúl Teixeira…
Debido a su empeño, a su tenacidad y persistencia comenzó a promover la legalización del Espiritismo. Mantuvo reuniones con el que entonces era Ministro del Interior, Juan José Rosón, entregó libros espíritas al Estado para que fuesen autorizados y sellados, presentó un estudio y los primeros estatutos de lo que se llamó Asociación Espírita Española para su posterior legalización. Todos los días recibía la visita de la policía que se llevaban y traían libros espíritas de su propia casa para ser inspeccionados y después certificados… Y así es como después de mucho tiempo y trabajo en el año 1981 pudo legalizar el Espiritismo en España como asociación. Hemos de decir que dicha legalización tuvo una repercusión social puesto que se pudieron ver artículos relacionados en la prensa escrita de la época, como por ejemplo el diario El País.
En el año 1982 se funda la actual Federación Espírita Española, de la cual Rafael fue presidente hasta el año 1997.
Además de todo esto y por si fuera poco, también importó de Brasil y Argentina varios libros espíritas creando en el año 1985 “La Editora Espírita Española” en la cual tradujo y editó varios libros como por ejemplo “Muerte es Vida”, “Desde la otra vida”…
Asimismo Rafael González Molina fue el fundador del centro espírita Centro de Estudios y Divulgación Espírita (CEYDE) que hoy en día continúa en activo y está situado en la C/ Montera 10/12 2ª planta, en la ciudad de Madrid.
En el año 1992 Rafael se propone traer a España el Congreso Mundial de Espiritismo. Este se realizó en los días 27,28 y 29 de noviembre, en el Palacio de Exposiciones y Congresos del Paseo de la Castellana (Madrid). El lema que llevó dicho congreso fue “Espiritismo, certero paradigma para la humanidad”. Asistieron representaciones de las distintas federaciones y asociaciones del mundo (Brasil, Argentina, Portugal, resto de Europa…), participando más de 700 congresistas nacionales y extranjeros, siendo divulgado dicho congreso por diferentes medios de comunicación.
Esta fecha fue muy importante para el espiritismo en nuestro país ya que a partir de ese momento se dieron lugar congresos nacionales anuales repartidos por toda la geografía española (Ciudad Real, Reus, Torremolinos, Benidorm, Gandia, Madrid…)
También fue miembro fundador, en Madrid, del Consejo Espírita Internacional, el 25 de noviembre de 1992, resultando elegido como secretario general.
Desafortunadamente en Julio de 1997, Rafael sufre una operación de próstata de la cual sale con un cuadro confusional del que no consigue reponerse del todo. Esto junto a otra serie de sucesos relacionados con su salud hacen que vaya empeorando hasta que finalmente desencarna el 16 de Mayo de 2005.
Gracias a su valor y empuje, constancia y dedicación es que hoy el espiritismo en España continúa avanzando. Él fue el primero, el que puso la primera piedra de esta magnifica doctrina en nuestro país después de que la guerra civil casi terminara con el espiritismo en España. Debería servirnos de ejemplo a todos para seguir luchando y trabajando por esta bella doctrina.
Como dijo una buena amiga “Siempre se puede hacer más” Gracias Rafael, estarás siempre en nuestras oraciones.

Yolanda Durán.
Centro Espírita
“Entre el Cielo y la Tierra”

jueves, 23 de agosto de 2007

CULPA, ARREPENTIMIENTO Y UNIÓN CON DIOS

(Este artículo se publicará en el próximo periódico EL ANGEL DEL BIEN Nº2 - OCTUBRE 2007

Podemos empezar hablando, en primer lugar, de la culpa según nos hablan religiones y filosofías. La primera culpa, ya instaurada en la mayoría de nuestros inconscientes, nos la trae La Biblia al hablarnos del pecado original ocurrido en el jardín del Edén al haber comido del fruto prohibido del Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal. Mencionaremos por un momento el "Pan de la Vergüenza" de la tradición hebrea, cuya eliminación es el objeto por el cual se dio La Creación. En el Espiritismo se habla de la migración de los exiliados de Capella, que vinieron a la Tierra, hace miles de años, como consecuencia de haberse quedado retrasados frente a la evolución de su propio mundo. Fueron realmente las razas adámicas que cayeron del Edén bíblico.

Con la evolución moral, el hombre va adquiriendo responsabilidades. La culpa se instaura en su conciencia como mecanismo de alarma frente al quebrantamiento de sus obligaciones sociales adquiridas. Al igual que en el plano físico el dolor nos advierte que algo debe ser atendido urgentemente, en el plano espiritual, la culpa atrae nuestra atención, análogamente, para corregir en el terreno moral nuestras errores cometidos.

Después de siglos de reencarnaciones viviendo experiencias, la responsabilidad crece en nuestro espíritu y adquirimos intuición sobre el bien y el mal, desarrollándose nuestra conciencia para poder detectar las situaciones donde podemos errar moralmente. La culpa aparece como consecuencia directa de ir en contra de nuestra conciencia adquirida. Poco a poco al adquirir nuevas experiencias, iremos desarrollando nuestra responsabilidad y conciencia, donde será la culpa la encargada de avisarnos de los errores cometidos, para que demos pronto los pasos necesarios para su reparación. Esta es la función real de la culpa, al igual que el dolor no es agradable, pero es necesario. Ahora bien, las culpas no reparadas dejan un residuo mental en nuestro inconsciente, como el lodo espeso del fondo de los ríos, aún cuando hemos sido perdonados por los ofendidos, que deberá ser retirado con mucho esfuerzo y trabajo (ver "Evolución en dos mundos" cap. 19)

Desde el inconsciente la culpa actúa separándonos de Dios, nos polariza, divide nuestros centros psíquicos creando diferentes reacciones y desequilibrios en nuestra mente, la cual mediante el orgullo intenta salir airosa de esta incómoda situación. El orgullo es el primer escollo para el arrepentimiento, siendo este último, el único medio para progresar asumiendo sinceramente la culpa. Otro mecanismo de bloqueo de la culpa es el remordimiento, actividad autopunitiva que no busca ninguna salida, simplemente el estancamiento le es suficiente con actividades depresivas. Es consecuencia de la otra cara del orgullo al que podríamos llamar "orgullo negativo". Éste actúa oculto, aparentemente, pero con ansias de mostrarse positivo y radiante en cuando tuviera la más mínima posibilidad de destacar sobre los demás. Antes el orgullo no nos permitía asumir que nos equivocamos y ahora el orgullo nos hace diferenciarnos del resto, "superarlos" al menos hundiéndonos en actitudes autopunitivas. En el extremo son personas depresivas que intentan recuperar su sentimiento de orgullo a base de hundir a los demás de su alrededor. Intentan mostrar su orgullo siempre que pueden pero al ser incapaces de sentirse bien ellos consigo mismos, terminan buscando su satisfacción hundiendo a todo el mundo alrededor para forzar ese sentimiento de superioridad tan estimado. Pueden tener actitudes maniaco-depresivas con lo que respecta a ellos mismos o bien permanecer constantemente en actitudes depresivas y egoístas.

La culpa es natural, consecuencia del avance moral de nuestra conciencia, pero el remordimiento autopunitivo no lo es, es una reacción instintiva de reparar, por nosotros mismos, lo que no tiene ya remedio. Como si pudiéramos compensar al herido mostrándole nuestro propio mal autoinflingido. ¿Acaso el herido se debe deleitar en ello? ¿Acaso va a sentir su deuda reparada y su mal disipado? El orgullo nos crea la ilusión de poder reparar por nosotros mismos lo errado, pagando con la moneda que le es mas fácil (los pensamientos depresivos, auto-punitivos o de fracaso, son auto-realizables y siempre se producen con un 100% de éxito en nuestra mente con sólo desearlo). El remordimiento es un intento de nuestro orgullo (llamado antes orgullo negativo), de arreglar o compensar las Leyes Divinas, como si realmente pudiera. Al evidenciar que dicho sufrimiento no lleva a ningún lado bueno, nos vamos hundiendo en actividades cada vez más oscuras pero reforzadas por un orgullo, que actuando sobre nuestro Ego y sus mecanismos de evasión, nos modifica nuestra percepción de la realidad, mostrándonos un mundo a nuestro alrededor muy diferente, mas envilecido donde nosotros no quedamos tan mal.

La única salida es el ARREPENTIMIENTO sincero. Insistimos el remordimiento (re-morder) nos sitúa nuevamente en el pasado, el arrepentimiento es un acto de entrega, comienzo de la actitud de abnegación, es un acto de humildad que derrumba nuestro orgullo mas arraigado. Donde hay humildad, abnegación, fe y arrepentimiento, el orgullo se diluye purificándonos.

Fácilmente podemos entender las consecuencias de no reparar los sentimientos de culpa. Muchos de ellos, al no ser reparados, pasarán a formar parte del inconsciente de las vidas futuras, próximos atavismos de la culpa, hasta su disolución con el arrepentimiento, expiación y reparación necesarios. Cuando el inconsciente tiene un complejo de culpa fuertemente instaurado, este nos hace sentir un sentimiento de separación con Dios, con la unidad de un todo. Nos polariza. Un sentimiento de desamparo y de no merecer ser ayudado, es la consecuencia natural de sentirse culpable inconscientemente cayendo definitivamente en la desesperanza, concluyendo que: "La culpa nos desconecta de Dios". Cuando pensamos que no seremos ayudados por la divinidad o el destino, un sentimiento egoísta y lleno de orgullo se descubre en nuestro interior. Egoísta debido a la sobreactuación de nuestro mecanismo de conservación, el Ego; y orgulloso al no querer admitir ni la culpa ni sus consecuencias ampliando el sentimiento de separación entre nosotros y todo el universo que nos rodea, del cual, internamente, ya no esperamos colaboración. Este desequilibrio interior distorsiona el Ego hacia actitudes egoístas. Al no esperar ser ayudados ya no confiamos en Recibir y como consecuencia no seremos capaces de Dar o bloquearemos cualquier impulso caritativo que pueda menguar nuestras reservas materiales. "No podemos dar si no sabemos recibir" al igual que "No podemos amar si no sabemos ser amados". Para aprender a Recibir debemos recuperar la Fe y la confianza en lo alto, pero antes tenemos que disolver los sentimientos de culpa.

Todos tenemos múltiples sentimientos de culpa reprimidos en el inconsciente, desde el atavismo de culpa hasta deudas kármicas del pasado (incluso de vidas pasadas) que poco a poco tendremos que saldar con las diferentes pruebas que conllevan. Una forma de facilitar el proceso de curación interna es mediante el trabajo interior de la culpa. El arrepentimiento sincero derrumbará nuestro orgullo, que nos aferra al remordimiento, para que puedan aparecer y crecer la humildad y abnegación necesarias para la superación de la culpa y sus consecuencias. Con abnegación y humildad nos ponemos en las manos de Dios para saldar nuestras cuentas y purificarnos por los medios que El disponga. Muchas veces son grandes pruebas, causadas por grandes deudas, pero la entrega total a Dios nos permitirá sobrellevarlo gracias a la oración, que fortalece nuestra Fe, al hacernos conscientes de todo lo que conlleva para nuestra evolución y liberación. Después de alcanzar el arrepentimiento sincero con humildad y abnegación debemos sentirnos limpios de todo rastro de culpa. En este punto, y aún cuando todavía no hemos reparado la deuda, los terribles lodos que deja la culpa en nuestro inconsciente deberán ser limpiados. Cada vez que el sentimiento de culpa reaparece tenemos que reforzar el sentimiento de arrepentimiento sincero con humildad y abnegación hasta la completa sensación de limpieza espiritual. ¿Por qué una vez arrepentido completamente ya no tiene sentido sentirse culpable, aún sin haber reparado el mal realizado? Porque la única misión de la culpa es inducir el arrepentimiento sincero, la humildad y la abnegación (derrumbando el orgullo). Cuando esto ya se ha realizado volvemos al camino, largo todavía y con grandes pruebas evidentemente, pero no es momento de mirar al pasado y sí momento de llenarnos de esperanza porque es cuestión de tiempo, paciencia y Fe, que nos permitirá recibir las energías necesarias para sobrellevarlo, siendo así la deuda saldada. Cuando se está entregado a Dios no importa en qué punto del camino nos encontremos, lo importante es estar en el camino.

Después de disolver todo sentimiento de culpa o separación con Dios podemos volver a establecer la conexión con las corrientes benéficas fluídicas que envuelven toda la creación. En este momento tan esperado y deseado por nuestro espíritu, como la respiración propia del cuerpo, es el momento para dar un paso más allá. ¿Qué podemos hacer en un momento de conexión consciente con las corrientes benéficas divinas atravesándonos cuerpo, periespíritu y espíritu? La respuesta es IRRADIAR. Siendo un gran imán conectado conscientemente a la fuente divina, frente al pequeño imán comúnmente conectado inconscientemente (siempre hay conexión, sin conexión no hay existencia) podemos irradiar sin límites en favor de nuestro mundo, de los espíritus, de nuestros guías, de nuestros amigos y familiares; pero también en favor de nuestros enemigos encarnados y desencarnados, y por los que sufren. Con cada irradiación veremos como damos parte de nosotros, consecuencia de la trasformación de nuestra materialidad en energía espiritual al concentrar nuestra voluntad en irradiar Amor. Irradiando damos la energía divina mezclándose con nuestra propia energía, disolviéndonos en el mar de la creación, abriendo en nosotros el consecuente deseo de la fusión completa con la Unidad. Después de la fisión o ruptura de nuestra materialidad, de la irradiación de las energía propias y adquiridas en beneficio de los demás, podemos ascender hacia la fusión con la Unidad y el éxtasis, anhelo místico de todo espíritu en el camino de la Luz.

miércoles, 13 de junio de 2007

EDITORIAL

Bienvenida.

Estimados amigos, hoy en esta primera publicación renace el esfuerzo que muchos hicieron desde finales del siglo XIX hasta aproximadamente 1934 que data el último periódico Espiritista que ha llegado a nuestras manos. Hoy, gracias a Dios, ya no tenemos una guerra en nuestro país que paralice nuestros trabajos, podemos expresarnos con libertad, podemos hacer muchísimas cosas que hasta hace bien poco no estaban permitidas en España.
Nuestro periódico nace con la intención de ayudar a todo aquel que lo necesite a través de los buenos consejos que da la ciencia del Espiritismo, sí, he dicho Espiritismo ese gran desconocido. Muchos habéis oído hablar de las apariciones, de las mesas que vuelan, de los ruidos, de los fantasmas, pero eso es sólo una pequeña parte sin demasiada importancia que tiene esta ciencia. El Espiritismo se compone de tres partes:

Primera: La parte filosófica, que nos enseña el por qué de la vida, de dónde venimos, a dónde vamos, qué hacemos aquí, por qué una persona considerada “mala” dentro de nuestra sociedad tiene una “suerte” aparente mientras que nosotros que intentamos hacer todo el bien posible sólo tenemos a nuestro alrededor desgracias, etc. También nos enseña que ocurre cuando morimos, porque pasamos toda la vida preocupados en qué haremos mañana, pero nadie se preocupa en enseñarnos qué hay tras la muerte de nuestro cuerpo físico, aquí podréis decir que las distintas religiones ya nos enseñan lo que ocurre, tienen sus doctrinas de “El Cielo y el Infierno” pero todos sabemos positivamente que no pueden ser ciertas ya que si el Dios que divulgan es la Bondad y la Justicia absolutas, ¿Dónde está esa Bondad o Justicia si por un error somos condenados al fuego del infierno eternamente?.

Segunda: La parte moral, aquella que nos enseña a comportarnos en todas las situaciones de nuestra vida, no vale con ser educados y saludar cada mañana a nuestros compañeros y amigos, no sirve con saber comportarse en la mesa ¿Y con nuestros enemigos y todos aquellos que nos quieren mal?¿Debemos usar el “Ojo por ojo y Diente por diente”? A causa de seguir este consejo tenemos miles de disputas diarias, los niños sufren en el colegio, tendemos a las depresiones, a la marginación social y esto llevado a alguien que tenga poder sobre la sociedad A Una Guerra.
La parte moral del Espiritismo está basada en las enseñanzas que Jesús nos dejó a su paso por nuestro planeta y que están reflejadas en cualquier Evangelio que tengáis a mano, si cada persona se esforzara en practicar sólo alguno de esos sabios consejos que nos dejó, el mundo sería muy diferente.

Tercera: Esta es la parte científica. El Espiritismo es una ciencia de observación, viendo los hechos se deducen las causas. Cada día a lo largo y ancho del planeta ocurren fenómenos que nos prueban que estamos rodeados por un mundo invisible, este es el de los Espíritus y os preguntaréis ¿Quiénes son los Espíritus? Pues os diremos que ni más ni menos que las almas de aquellos que ya vivieron sobre la tierra y que en su afán de probarnos que están ahí, que nos ayudan, que nos siguen queriendo, se manifiestan de la manera que les es posible. Nadie negará que a lo largo de su vida ha tenido algún contacto, directo o indirecto, con algún invisible ¿Quién no ha notado, alguna vez que no está sólo en su casa o que le observan? ¿Quién no ha dirigido una oración a las almas de sus familiares queridos que han partido antes que ellos? ¿Por qué nos empeñamos en ir a los cementerios a cuidar los túmulos dónde descansan sus restos si ya ellos no existen? Y todo eso sin contar el gran número de personas que alguna vez han visto aparecerse a un familiar en su habitación minutos antes de morir este, etc. Todos en nuestro interior sabemos que algo más existe tras la muerte y a través de la parte científica del espiritismo se estudia la relación que tienen con nosotros, cómo se pueden comunicar, etc.…

El Espiritismo no es una religión, no es una secta ni mucho menos, no tiene culto, no tiene altares ni rituales, no existen líderes ni dirigentes, cada persona dirige su vida a través de su libre albedrío. Todo lo que enseña es libre y gratuito, los espiritistas son personas que intentan ser mejores cada día, que les gusta saber y sobre todo razonar aquello que estudian. Todo aquél que a través de las comunicaciones intenta llamar la atención o sacar algún provecho no es espiritista y se debe tener precaución con ellos.

Pues bien, nuestro trabajo así será, libre y gratuito, todas las personas que colaboran en este periódico lo hacen de una forma altruista por el mero hecho de llevar luz y consuelo a los corazones que lo necesiten.

Esperamos que los buenos espíritus nos guíen e iluminen en esta gran labor que comienza hoy y que esperamos sea de vuestro agrado.

ASAMBLEA GENERAL Y SEMINARIO CLAUDIA WERDINE

El pasado 26 de Mayo tuvieron lugar dos acontecimientos importantes en el pueblo de San Martín de Valdeiglesias, situado en la provincia de Madrid.
Comenzó la jornada, alrededor de las diez de la mañana, dando lugar a una Asamblea General Ordinaria a la cual asistieron la mayoría de los representantes de los centros espíritas españoles. En ella se trataron diversos temas como el Congreso Mundial y Nacional que tendrán lugar en Octubre y Diciembre, respectivamente. Igualmente se expusieron las actividades que se realizan en cada uno de los centros.
Sobre las 12:30 hras aproximadamente, dio comienzo un interesantísimo seminario sobre “Educación Espirita Infanto-Juvenil” impartido por Claudia Werdine, organizado por la Federación Espirita Española y con la colaboración del Centro Espirita Entre el Cielo y la Tierra.
Claudia Werdine nació en Brasil donde trabajó como profesora de primaria y como educadora espírita durante más de veinte años, impartiendo sus clases a más de doscientos niños. Desde hace seis años vive en Viena (Austria) donde continua dando clases de educación moral a los niños del centro espírita al que ella asiste.
A finales del año pasado tuvo lugar una reunión del CEI Europa junto con un seminario de educación Infanto-Juvenil. En esta reunión y por medio de una votación, Claudia Werdine salió elegida Vice-Coordinadora del Departamento Infanto-Juvenil en Europa.
Continuando con el seminario, hemos de decir que asistieron alrededor de unas cuarenta personas procedentes de diversos centros espíritas españoles (Alicante, Barcelona, Ciudad Real, Madrid, Valencia…)
Todo concurrió con un agradable clima de armonía. Claudia explicó conceptos tales como qué es la educación moral, cuál es su finalidad y la importancia de ésta para que los niños de hoy sean el futuro de mañana.
Destacamos alguno de los mensajes que ella nos expuso:
“Todas las veces que alguien despierta algún bien en el otro, se da un acto de educación, tengan los protagonistas conciencia o no de ello”
“La finalidad principal de la educación es ayudar a otro a evolucionar”
“Diferencia entre educación e instrucción: Educación habla de sentimientos, de moral y forma el carácter, mientras que la instrucción habla de conocimiento intelectual y forma el talento”
Para finalizar, nos gustaría remarcar la importancia de este último mensaje, ya que la mayoría de las veces la educación va en detrimento de la instrucción, cuando lo ideal sería que las dos fuesen a la par.