martes, 23 de septiembre de 2008

EDITORIAL - OCTUBRE 2008

Queridos hermanos en el ideal y queridos lectores. Es un gran honor poder seguir publicando este periódico que nació como un pequeño proyecto de nuestro humilde centro y que hoy cuenta con la ayuda de muchos amigos del espiritismo. En tiempos difíciles como pasó nuestro país, nuestros queridos amigos y hermanos en creencias Amalia Domingo Soler, José María Fernández Colávida, Salvador Sellés y muchos otros tuvieron el valor de llevar sus pensamientos al mundo pese a que se exponían a muchos peligros., con todo y con eso ellos no descansaron, día y noche trabajaban para que sus contribuciones a través de los distintos periódicos espíritas españoles vieran la luz en su día justo y llegaran a hogares de afligidos, de desconsolados. Larga y dura fue la tarea de mantenerlos en pie, muchos tuvieron que fundirse con otros, algunos fueron censurados, pero no por ello dejaron de existir las ideas y los buenos trabajos que sus directores y colaboradores hacían. Recordamos aquella Caja de los pobres de Amalia, aquellas pesetas que con esfuerzo los amigos donaban, llegaban a muchas personas que lo necesitaban, pese a que su directora era casi más necesitada que muchos de los que ayudaba. Ellos fueron fuertes y sin medios económicos siguieron luchando llevando la doctrina por todo el territorio español y parte del extranjero. Rebatieron los ataques que muchos enemigos y falsos amigos del Espiritismo hacían para desvirtuar las grandes enseñanzas divulgadas.

Nuestro humilde periódico tampoco cuenta con grandes fondos, pero si cuenta, como entonces, con grandes amigos que hacen caridad repartiéndolo, escribiendo sus líneas de amor para llevar el conocimiento allí dónde se deposita. Estamos seguros que el esfuerzo que hacemos para publicarlo recibe el apoyo de los buenos espíritus que nos facilitan la labor. Si tan sólo llegamos a una mínima parte de las personas, si tal vez damos luz a un corazón herido o hacemos que una persona se replante su vida e intente superarse moralmente o si simplemente nuestro granito de arena sirve para hacer que la bandera del Espiritismo vuelva a brillar en nuestro país como entonces, la alegría inundará nuestros corazones y habremos recibido nuestra recompensa.

Queremos agradecer a los miles de lectores que nos siguen en la edición en papel o a través del blog del periódico www.angeldelbien.blogspot.com a todos aquellos que colaboran desinteresadamente para que trimestre a trimestre vea la luz un nuevo número de El Ángel del Bien y como no, a los buenos espíritus que desde el espacio nos inspiran y ayudan para que todo este listo y redoblemos nuestros esfuerzos para hacerlo mejor. Como dice una colaboradora nuestra ¡Siempre podemos hacer un poco más! Y sólo por respeto a espiritistas como Amalia Domingo Soler, Fernández Colávida, Quintín López, Salvador Sellés, Manuel Sanz Benito, el Vizconde de Torres-Solanot y un largo etcétera debemos seguir con nuestro trabajo en pos del bien y de la verdad.

¡Hacia Dios por el amor y la ciencia!

La Redacción.